Quizás lo que más inquieta de Joker es que –a pesar del circo mediático en torno suyo, del León de Oro de Venecia, de los ataques de la crítica y de su eventual identificación con los “indignados” que fantasean con derribar el sistema– la película se toma en serio a sí misma; de verdad cree en este agente del caos, la soledad y el horror.

  • 12 octubre, 2019