Sobre los acuerdos, desacuerdos, conspiraciones, cumplimientos e infracciones.

  • 5 diciembre, 2019

Un clásico: Antígona.

La obra de Sófocles, presentada por primera vez el año 441 A.C., estructura su trágico relato a partir del problema de la ley y la obligación de obedecerla. A partir de ello ofrece una profunda reflexión sobre el hombre, los deberes que lo imperan y los dilemas que puede encontrar al cumplirlos. ¿Cuáles son los límites de la obediencia o cumplimiento de los deberes? ¿Quién debe cargar con las consecuencias de esa transgresión cuando su cumplimiento ha devenido en injusto? La obstinación, la desmesura y la soberbia impiden un diálogo que permita escapar del destino implacable. Una vez más los clásicos son puerta de entrada a laS grandes preguntas, tan vigentes hoy como hace veinte siglos.

Un caso: Barry Wehmiller.

Durante la crisis del 2008, la empresa Barry Wehmiller perdió el 30% de sus ventas y se vio enfrentada a la necesidad de rebajar costos y generar un ahorro importante. Ante la propuesta del directorio de reducir personal, el CEO Bob Chapman decidió no despedir a nadie y propuso una salida excéntrica: que “todos se sacrificaran un poco en lugar que unos pocos se sacrificaran por completo”. Dispuso que todos los trabajadores se tomaran cuatro semanas de vacaciones no pagadas al año. Cada uno podía elegir cuándo y no necesariamente debían ser consecutivas. La sensación de que nadie había sido abandonado y que todos eran parte de la solución no solo subió el ánimo de los empleados, sino que permitió un fenómeno inesperado: se comenzaron a acordar intercambios en las semanas de vacaciones, de modo que aquellos que por sus capacidades económicas podían tomar cinco lo hacían para que otros pudieran tomarse solo tres. La empresa ahorró 20 millones de dólares a través de la generación de confianza y colaboración para alcanzar acuerdos.

Bob Chapman

Una novela: Los Demonios.

Dostoievsky combina en esta obra un desarrollo extraordinario de la sicología de los personajes con ideas políticas y la acción de un grupo de revolucionarios que, como banda de demonios, complotan para un cambio social profundo. Pequeñas perversiones cotidianas han socavado los cimientos de una sociedad en decadencia convirtiéndola en presa fácil, enferma y débil; una clase dirigente asentada en sus privilegios y su incapacidad de dar al descontento popular una salida distinta a la revolución; una atracción frívola por los jóvenes revolucionarios conforman el coro de personajes y situaciones sobre los que se cierne la conspiración sin que nadie logre darse cuenta. Leer Los demonios hoy no es solo sorprendente por su actualidad, sino un llamado a mirar y mirarnos con ojos más agudos y conscientes.

Una película: La Solución Final (Conspiracy).

La película relata la “Reunión de Wannsee”, que tuvo por objeto comprometer a los distintos estamentos del poder alemán para involucrarlos con el plan de exterminio del pueblo judío. En ella se da cuenta cómo Reinhard Heydrich consiguió que se acordara exactamente lo que ya habían resuelto Göring y Himmler convirtiendo, de este modo, en cómplices del genocidio a todo el aparto alemán. El acta de la reunión, en treinta copias, fue entregada a los presentes con la instrucción de no comentar su contenido y luego destruirla, pero una de ellas fue encontrada en 1947. La dosis justa de chantaje, amenaza, recompensa, apelación a valores comunes, así como la activación de sesgos, permitieron condicionar el resultado de la mesa desembocando en una monstruosidad.

Los demonios de Dostoievski y Conspiracy

Un autor: Douglass North. Premio nobel de economía en 1993, publicó Institutions, institutional change and economic performance en 1990, intentando explicar la incidencia y el valor de las instituciones en el desarrollo económico. Más allá de este objeto, la obra discurre respecto del papel que los factores institucionales juegan en el cumplimiento de los acuerdos. Del mismo modo, de una forma rigurosa y sugerente, se introduce en los mecanismos informales (culturales y morales) que incrementan las posibilidades de cumplimiento. Se trata de una de las primeras obras que se adentra en la necesidad de ofrecer mejores razones para cumplir acuerdos y/o normas, reconociendo que no siempre estos tienen en sí mismos razón suficiente para cumplirse.

Douglass North

Douglass North