El SUV compacto es un modelo que muestra con orgullo varios galardones internacionales y con razón. Es un auto de alta calidad, notable performance y que ofrece idéntica experiencia premium que los modelos de mayor precio del portafolio de la marca sueca de Ditec Automóviles.

  • 17 enero, 2019

La evolución de la marca Volvo en los últimos años ha estado marcada por sus atractivos productos, stocks reducidos por la alta demanda y un desarrollo tecnológico y de diseño que han remecido el segmento premium. En este desarrollo, el Volvo XC 40 es el producto definitivo de esta generación, tras los exitosos XC90 y XC60.

Cuando se lanzó el XC 90 fue un golpe a la industria, con los elementos nuevos del diseño de la marca sueca, como sus focos con el “martillo de Thor” y la gran pantalla central que oficia de interfase entre el conductor y los sistemas del auto. Fueron estos detalles los que también están presentes en el XC 40. Con un excelente trabajo de diseño, el Volvo XC 40 logra encantar con una imagen robusta, pero que se siente ágil y bien definida.

En el interior, la experiencia premium se hace notar con la gran pantalla que lleva el minimalismo y simpleza del diseño sueco a la alta tecnología. Desde esta se pueden controlar todos los parámetros del auto, desde la música, la conexión con el smartphone, el modo de conducción y la climatización. Esto se complementa con un interior muy grato en términos de tacto y confort, discreto, pero siempre con alguna sorpresa que hace de este modelo, un auto seguro, pero además entretenido para sus ocupantes.

El trabajo puntilloso se nota en cada sistema, comenzando por su motor (de la variante T5), con bloque gasolinero de 2.0 litros con turbocargador, lo que le entrega una potencia de 252 caballos de fuerza, con un torque de 350 Nm. Fuerzas que son administradas por caja automática de ocho relaciones Geartronic.

Muy grato de manejar, con potencia abundante, es un auto para familias que comienzan, profesionales jóvenes que buscan un auto para toda ocasión, y que mezcla elegancia y capacidad off road, gracias a sus cuatro modos de conducción y su tracción total AWD.

Pero este SUV Premium compacto, ofrece mucho más, sobre todo en términos tecnológicos: la batería de sistemas de última generación lo pone al filo del manejo autónomo con su sistema Pilot Assist, que una vez activado deja el control total en el auto, eso sí, exige poner las manos en el volante cada 15 segundos aproximadamente.

Competidores

Se trata de un nicho en crecimiento y donde todos quieren participar:

• Jaguar E-Pace: duro competidor, tanto por diseño como por performance, algo más deportivo, pero no ofrece los niveles de seguridad del Volvo.

• Mercedes-Benz GLA: superventas y atractivo, el SUV ligero de la casa alemana lleva preferencias por su prestigiosa marca y su potente representante.

• BMW X1: otro SUV alemán, pone su foco en la conducción y ciertas capacidades de salir del camino, y su actual generación lleva más tiempo en el mercado.