Cuando se lanzó a los mercados mundiales, la Volkswagen Amarok rompió paradigmas. No solo se trataba de la primera camioneta mid-size de la marca alemana, sino que también proponía algo inédito, un buen diseño, gran performance y una experiencia premium. Si bien su penetración en flotas en nuestro país no fue la ideal, si se hizo un gran espacio entre los usuarios particulares, que valoraron su diseño, presencia, capacidades off road y equipamiento muy cercano a la experiencia premium.

  • 6 diciembre, 2019

En línea con esa experiencia, acaba de lanzar una edición especial con el sugerente nombre de Amarok Dark Label, de las cuales se comercializarán solo 70 unidades. Se trata de un a variante más osada, según la marca. Se distingue por una doble parrilla frontal y terminaciones en cromo, y un “Skid plate” (placa de protección) bajo el parachoque, para un look aún más offroad.

La propuesta Dark Label agrega llantas “Rawson” de 18”, un juego de pisaderas color negro, y focos delanteros bi-xenón barras antivuelco negras con el logo “Amarok” y los emblemas de esta especial edición.

En su interior para destacarse, agrega alfombrillas de tela “Dark Label”, junto con equipamiento que contempla volante multifunción forrado en cuero, sistema de entretenimiento con pantalla táctil de 6, pulgadas con App Connect, espejos eléctricos cromados con calefacción, computador a bordo y control crucero, además de Park Pilot con sensores traseros, por destacar algunos.

En la mecánica cuenta con un bloque de 2.0 litros TDI biturbo de 4 válvulas, que trabaja en conjunto con una caja automática de 8 velocidades. Ofrece 180 caballos de fuerza con 420 Nm de torque, que alimenta su sistema de tracción integral 4Motion,su carta de alto desempeño off road.

En seguridad añade sistema de frenos ABS Off Road, el que permite retrasar la entrada del ABS en caminos de tierra o calamina, haciendo más eficiente la frenada de la camioneta; el sistema ASR (Anti Slip Regulation), sistema de control de tracción, diseñado para prevenir la pérdida de adherencia en las ruedas; y EDS (Bloqueo Electrónico del Diferencial), que permite arranques suaves y confortables en terrenos que presentan niveles de adherencia desiguales; como también ofrece Hill Start Assist (Asistente de arranque en pendiente), Hill Descent Control (Asistente de descenso), Sistema de Frenado Post-Colusión Automático (MCB) y Sistema Electrónico de Estabilización (ESP).