Gracias a su iniciativa del Código de Sustentabilidad de la Industria Vitivinícola Chilena, Vinos de Chile recibió un reconocimiento en los Green Awards 2017, en la categoría The Amorim Sustainability. Esta es una premiación que realiza anualmente la prestigiosa revista inglesa The Drinks Business con el objetivo de reconocer los avances en temas medioambientales de […]

  • 12 enero, 2018

Gracias a su iniciativa del Código de Sustentabilidad de la Industria Vitivinícola Chilena, Vinos de Chile recibió un reconocimiento en los Green Awards 2017, en la categoría The Amorim Sustainability. Esta es una premiación que realiza anualmente la prestigiosa revista inglesa The Drinks Business con el objetivo de reconocer los avances en temas medioambientales de la industria mundial del vino, cervezas y espirituosos.

Este premio fue otorgado a Vinos de Chile por el consistente trabajo realizado con el Código de Sustentabilidad, considerando entre otras cosas, la seriedad de la iniciativa, su alcance y los reconocimientos con que cuenta.

“Este es un logro colectivo que involucra a un gran equipo de trabajo. Especialmente a las viñas certificadas, a los integrantes del Comité de Normas, Comité Superior del Código, Directorio y a los profesionales del Consorcio ”, explica Mario Pablo Silva, presidente de Vinos de Chile.

Este es el tercer premio que recibe el Código este año. Anteriormente había obtenido el premio INNOVA + AGRO 2017 y Hub Sustentabilidad 2017.

El Código de Sustentabilidad, es una iniciativa voluntaria impulsada por Vinos de Chile, cuyo objetivo es promover los beneficios de una producción sustentable de uvas y vinos de alta calidad y motivar a los productores para que mejoren su gestión a través del cumplimiento de los requisitos estipulados en la normativa.

Para cumplir con el estándar, las viñas deben contar con un sistema de gestión ambiental y social que cumpla, como mínimo, con la legislación nacional vigente, independientemente de la complejidad de sus operaciones.

A través de la aceptación de esta norma, las empresas que ingresen al sistema de certificación podrán demostrar su capacidad de gestión para disminuir los potenciales riesgos ambientales y sociales causados por las actividades involucradas en la elaboración del vino.