De los de 417.038 vehículos cero kilómetro colocados en 2018, más de 310 mil tributaron por este concepto. El aporte a las arcas fiscales es cercano a lo estimado en la reforma tributaria de 2014.

  • 24 enero, 2019

No sólo los comercializadores de autos nuevos sacaron cuentas alegres en 2018: las ventas históricas aportaron al fisco más de 100 millones de dólares solo en el impuesto verde, dijeron a Capital ejecutivos del negocio automotriz.

Aunque las cifras oficiales de recaudación que entrega la Tesorería General de la República (TGR) están publicadas hasta noviembre, la venta de 417.038 vehículos cero kilómetro durante todo el ejercicio pasado generó unos 69 mil millones de pesos en el impuesto verde a las fuentes móviles. Esa cifra es cercana a los 106 millones de dólares que en 2014 estimó como aporte anual a las arcas fiscales el Ministerio de Hacienda de entonces (gobierno de Michelle Bachelet) cuando se discutía la reforma tributaria.

Desde que comenzó a implementarse el impuesto verde a las fuentes móviles, el Fisco ha recaudado más de 320 millones de dólares, si se analizan las cifras de Tesorería. Este es el tercer año en que se aplica este gravamen que en su primer ejercicio (2015) recaudó 35.083 millones de pesos. En 2016, al aporte sumó 48.893 millones de pesos, cifra que subió a 64.314 millones de pesos en 2017, hasta los 69 mil millones de pesos del año pasado (ver gráficos). Total: 217.290 millones de pesos.

Este impuesto se paga al momento de la compra de un auto nuevo para uso particular y se calcula considerando tres factores: niveles de emisión de gases contaminantes, rendimiento urbano (km/litro) y precio de venta del automóvil.

En 2018, el 75% de todos los autos que se vendieron en el país pagaron este tributo. La ley 20.780 que lo introdujo buscaba desincentivar la compra de vehículos contaminantes y reducir el impacto de las emisiones de los automóviles.

Por modelo

Según datos de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), en 2018 se comercializaron 417.038 unidades, un aumento de 15,6% respecto de 2017 y la mayor cifra desde que existen registros.

Por marcas, las que más pagaron el impuesto verde fueron Hyundai, Ford, Kia y Chevrolet (ver gráficos), mientras que por modelo el sedán Sail de Chevrolet lideró la lista de los 15 modelos más vendidos afectos a este tributo, seguido por el Kia Morning y el Toyota Yaris. Ello no implica que sean los autos más contaminantes del mercado, de hecho fueron algunos de los más vendidos el año pasado.

 

 

Este impuesto no se aplica para los vehículos que son considerados herramientas de trabajo como camionetas o furgones.

Según las cifras que analizó Capital, en 2018 más de 310 mil vehículos tributaron por este concepto y las comunas donde más se pagó el impuesto fueron Lo Barnechea, Santiago, Las Condes, Pudahuel, Concepción y Ñuñoa.

 

El fuerte aumento en las ventas de autos implicó también nuevos recursos para los municipios. Las cifras de Tesorería indican que las comunas de Vitacura, Lo Barnechea, Las Condes, Peñalolén y Providencia lideran el ranking de los municipios con mayores ingresos por la venta de patentes de autos.

El dinero recaudado por el permiso de circulación va directamente al presupuesto comunal y es uno de los impuestos que más recursos entrega a los municipios del país. Claro, que el 62% se destina a un Fondo Común Municipal que reparte por igual los recursos entre todas las comunas de Chile, mientras que el resto del porcentaje va directamente a cada comuna.