“Aquí chaika, aquí chaika. Veo en el horizonte una raya azul: es la Tierra. ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente”, fueron las primeras palabras de Valentina Tereshkova en su viaje al espacio. En medio de la carrera espacial entre la Unión Soviética y EEUU, los europeos dieron otro primer paso en el universo, enviando a la […]

  • 17 junio, 2016

ValentinaTereshkova

“Aquí chaika, aquí chaika. Veo en el horizonte una raya azul: es la Tierra. ¡Qué hermosa! Todo marcha espléndidamente”, fueron las primeras palabras de Valentina Tereshkova en su viaje al espacio.

En medio de la carrera espacial entre la Unión Soviética y EEUU, los europeos dieron otro primer paso en el universo, enviando a la primera mujer de la historia al espacio. Su nombre clave era chaika, que significa gaviota.

El 16 de junio de 1963, despegó al espacio la primera mujer y civil a bordo de la Vostok-6. Ingeniera de profesión y con solo 26 años, ese día Valentina Tereshkova hizo historia.

En su viaje de 48 vueltas a la Tierra, la intrépida joven cumplió a la perfección todas las misiones del vuelo. Nadie supo que sufría de vértigo hasta que durante las 70 horas y 50 minuto de viaje sufrió continuos mareos y vómitos, pero que no mermaron su buen humor.

En esos tiempos de Guerra Fría, donde los secretos y la paranoia estaban a la orden del día, nadie sabía a lo que se dedicaba Valentina, ni siquiera su madre, que hasta el día antes del viaje estaba convencida de que su hija se entrenaba para ser paracaidista de elite.

¿Por qué era importante llevar a una mujer? El Programa Espacial Soviético pretendía investigar si las mujeres tenían la misma resistencia física y psicológica que los hombres a la hora de viajar al espacio, y entre más de 400 postulantes, Valentina fue la elegida para representar al género.

Hace 53 años, Valentina Tereshkova se convirtió en heroína, en la primera mujer cosmonauta del mundo, que con su hazaña logró un nuevo hito para la Unión Soviética en la conquista del espacio sideral.

Con 79 años en la actualidad, Tereshkova ha recibido dos Órdenes de Lenin, la de Heroína de la Unión Soviética, la Medalla de Oro de la Paz de Naciones, el Premio Simba International Women’s Movement o la Medalla de Oro Joliot-Curie y en el año 2000 fue proclamada “Mujer del siglo XX por una asociación internacional de Londres, Inglaterra.

En el 2013 en ocasión del aniversario 50 del vuelo espacial de Valentina Tereshkova, el presidente ruso Vladimir Putin la condecoró con la orden Alexandr Nevski.