El presidente de la Sochimi, en entrevista con Capital TV, se refirió a la situación actual de las unidades de cuidados intensivos en el país. Reconoce que los pacientes críticos por Covid 19 han disminuido en la Región Metropolitana, pero asegura que aun no es tiempo de relajar las medidas sanitarias. Cree que, siendo positivos, a fines de julio la red sanitaria podría estar preparada para pensar en un desconfinamiento gradual. Además, advierte que el personal de la salud está cansado y llama a los chilenos a no bajar los brazos.

  • 17 julio, 2020