El 31 de marzo la empresa fundada por Matías Muchnick, Karim Pichara y Pablo Zamora bajó la cortina en su planta productiva en Quilín y desvinculó a 32 personas. «Era una decisión que debido a distintas circunstancias, siendo la contingencia una de ellas, tuvimos que retrasar bastante pero que el miércoles se hizo efectiva», asegura a Capital el gerente general, Maximiliano Silva.

  • 3 abril, 2020