Para los antiguos veraneantes de Cachagua los paseos en burros son parte de los panoramas tradicionales de ambos balnearios. Los burros de la zona se instalan en la plaza y desde ahí pasean a los niños más chicos por las calles del sector mientras son tirados por sus dueños. Incluso la teleserie Sucupira (1996) que fue grabada en Zapallar tenía un personaje llamado Juan Burro, inspirado en los emblemáticos paseadores de la zona.
Foto: Francisca Saelzer

  • 21 enero, 2019

Este verano ha llamado la atención una carta instalada en distintas partes de la comuna, firmada por Mario Torres, “El señor de los burros” donde pide firmas de apoyo ante una supuesta moción de vecinos que buscarían terminar con la costumbre de los paseos en burro quejándose del olor a orina que provocan estos animales. Apelando a 45 años de tradición y mencionando la simbólica “ceremonia del chupete”, -que algunos veraneantes usan cuando los niños dejan de usar chupetes y se los van a dejar a los burros, que luego los lucen amarrados en sus riendas  como adornos- Torres se adelanta a cualquier moción oficial buscando el respaldo de la comunidad.

Desde la municipalidad de Zapallar en tanto afirman no han recibido ninguna solicitud formal respecto de prohibir los paseos en burro en Cachagua. “Los burros de la plaza de Cachagua son una tradición de más de 45 años y por generaciones han sido parte importante en el desarrollo y formación de vecinos y veraneantes de la comuna”, dice además un comunicado emitido por el Municipio en las últimas horas.