Se trata de otro de los premios más cotizados por la industria del motor, que acaban de ser entregados de manera virtual por la amenaza de la pandemia de coronavirus, pero el ganador parece inapelable, más si se hizo con dos títulos: el Mejor Auto de Lujo del Mundo (World Luxury Car) y Auto Deportivo del Año del Mundo (World Performance Car of the Year). Se trata del Porche Taycan, el comentado y esperado superdeportivo eléctrico de la casa alemana de la alta deportividad.

  • 17 abril, 2020