También en preparación para un futuro movido por electricidad, la marca alemana Porsche, mediante su representante Ditec Automóviles lanzó sus encuentros Porsche Talks, una instancia de conversación dirigida a sus clientes y liderada por expertos de la marca que tuvo como objetivo conocer la preparacíón de la marca frente a la pronta llegada del primer modelo eléctrico de la marca, el Taycan.

  • 2 agosto, 2019

La marca avanza rápido en electromovilidad. Ya cuenta con versiones híbridos enchufables disponibles en Chile del Cayenne y Panamera, además del súperauto 918 Spyder y el mencionado Taycan, el primer auto totalmente eléctrico de Porsche, además de estrenar el próximo año en la Fórmula E, que contempla a Santiago, como su cuarta fecha.

 

En el primer Porsche Talks, participaron  Juan Gálvez y Jorge Mirazo, dos de los únicos tres técnicos de Porsche Latin America que cuentan con el certificado High Voltage Expert. Además de la participación de Alfredo Gantz, General Manager de Porsche en Chile, y Francisco Carvajal, Gerente Técnico de Porsche en el país.

 

“A nivel mundial hemos entendido la velocidad con la que ha avanzado la electromovilidad. En los próximos cinco años veremos un progreso significativo en las tecnologías de motorización y fabricación en la industria automotriz donde, con la próxima llegada del Taycan, seguiremos siendo los protagonistas en el alto rendimiento a bajas emisiones, velando por una movilidad sostenible que genere grandes sensaciones”, dijo Gantz.

 

La marca alemana ha sido clara en sus intenciones futuras:  busca que para el año 2025 más de 50 por ciento de sus nuevos vehículos cuente con un motor eléctrico. Para esto, preparó un plan de desarrollo desde 2018 hasta 2022, en donde se invertirán unos US$ 7.500 millones (más de 6.000 millones de euros) en electromovilidad, con énfasis en modelos híbridos enchufables como con emisiones cero, es decir totalmente eléctricos.

 

Un buen dato de la reunión fue el consumo anual de un auto de eléctrico, que es similar al de un hogar de tres personas, cifra que ronda en los 3.600 kWh dependiendo de las condiciones; además un auto eléctrico requiere de una potencia de 22.000 vatios para efectuar su carga en tiempo óptimo, 20 veces más de lo necesario para hacer funcionar un microondas.

 

“Tomando como referencia que el costo de un kWh es 62 pesos, un vehículo como el Cayenne E-Hybrid que tiene una autonomía eléctrica de 55 kilómetros bajo un consumo de 14,8 kWh, generaría un costo por kilómetro de 16 pesos; mientras que el promedio de un auto de combustión con un rendimiento de 13 km/l en ciudad, es de 60 pesos por kilómetro”, explicó Gantz.

 

Estas exigencias hacen claro que la infraestructura domiciliaria también debe evolucionar para brindar la energía necesaria en tiempos de operación prácticos.

“Para incorporar estas tecnologías de manera amigable al hogar de nuestros clientes y amigos de la marca hemos desarrollado el Porsche Home Energy Manager, que permite monitorear la demanda energética y la potencia disponible para evitar riesgos de sobrecarga y dosificar la cantidad de energía asignada”, dijo Gantz. “El sistema programa procesos y analiza fluctuaciones en el consumo, asegurando la estabilidad de la red eléctrica y priorizando de manera inteligente la carga de uno o más autos conectados”.

 

El esperado Porsche, Taycan promete una velocidad máxima de 250 km/h, aceleración de 0-100 km/h en 3.5 segundos y una potencia de salida de 600 caballos, con una autonomía de hasta 500 km.