No es secreto que la mayoría hacemos todo rápido en las mañanas para no llegar tarde a nuestro trabajo, y generalmente, dejamos que el despertador suene más de una vez para sentir que descansamos más. Pero ¿Y si te dijera que despertando una hora antes, será más productivo el resto del día? Eso sí, el […]

  • 10 enero, 2018

despertar1024

No es secreto que la mayoría hacemos todo rápido en las mañanas para no llegar tarde a nuestro trabajo, y generalmente, dejamos que el despertador suene más de una vez para sentir que descansamos más.

Pero ¿Y si te dijera que despertando una hora antes, será más productivo el resto del día? Eso sí, el sueño reparador no puede disminuir, solo acuéstate un poco antes y en la mañana debes hacer estos rituales y notarás la diferencia.

  • Hacer las cosas con calma

Olvídate de desayunar casi al mismo tiempo que estás terminando de vestirse. Si te despiertas una hora antes, podrás hacer todo con más calma. Disfruta tu café, lee algo que te inspire y tómate un momento para planear tu día, ordenando las tareas más grandes para hacerlas en la mañana, que es cuando más energía tendrás.

  • Hacer ejercicio

Los ejercicios matutinos estimulan el cuerpo y la mente produciendo endorfinas y reduciendo el estrés. Intenta hacer 15 minutos de ejercicios, incluyendo saltos, sentadillas, abdominales y cardio. Si esto es demasiado o no quieres sudar por las mañanas, intenta salir a caminar unos 20 minutos.

  • Meditar

Hacerlo no solo tranquilizará tu mente, también le brindará paz y claridad a tu ser dejando entrar la creatividad. Durante 15 minutos, en un ambiente tranquilo, concéntrate en respirar y solo déjate llevar por la calma. Si meditar se te hace difícil, entonces agradece por tres cosas distintas cada día.