La casa francesa del león ha potenciado fuertemente su línea de SUV durante 2018, ahora en 2019 tras el lanzamiento de su sedán 508, llega también con un familiar multiuso de claro estilo práctico, que ofrece gran habitabilidad, sin transar en la experiencia que la marca ofrecer a sus clientes: el Peugeot Rifter.

  • 19 abril, 2019

Pensado en varios usos, pero claramente una ayuda para familias numerosas, el último estreno de Peugeot, el Rifter, es un vehículo que pone el énfasis en la habitabilidad, el espacio, y la versatilidad en el uso de sus distintas zonas, para ser un práctico aliado en ciudad o viajes largos.

Con capacidad de hasta 7 pasajeros, este modelo tiene la flexibilidad de un monovolumen compacto y un gran espacio de carga lo que, piensan en la marca, será atractivo para familias, pero también para cierto tipo de empresas.

Con la capacidad de plegar su segunda línea de plazas, con el sistema Magic Flat, además de permitir desmontar la tercera corrida de asientos se puede convertir velozmente en un vehículo de considerable capacidad en carga.

Dentro de la marca se posiciona como un VP, es decir un Vehículo Profesional, pero agrega elementos estéticos de sus algunos de los más apreciados modelos de la marca como los SUVs 3008 y 5008.

Se mueve gracias a dos posibilidades de motor diésel: de 1.5 litro y 1.6 litro de desplazamiento. El primero ofrece una potencia de 100 caballos, con 254 Nm de torsión, con caja mecánica de cinco velocidades; mientras que el de mayor tamaño llega a los 130 caballos, con 300 Nm de torque, con trasmisión automática de 8 evoluciones.

La marca promete agregar pronto, una variante de gasolina 1.2 litro Puretech de 130 caballos de fuerza, con caja automática de 8 velocidades (EAT8), que se incorporará dentro del año 2019.

Como muchas familias son parte de su target, protege a sus integrantes con ABS con repartidor electrónico de frenado, Control Electrónico de Estabilidad, 4 airbags, sensor de luz y lluvia, 3 fijaciones ISOFIX en la segunda corrida de asientos y el Asistente de Descenso en Pendientes.

Agrega también cámara de retroceso con visión en 180°, sensores delanteros y traseros, que dan muchas seguridad en el manejo a bajas velocidades, y entretiene a sus 7 ocupantes con los sistemas Apple Carplay o Android Auto, controlados desde su pantalla táctil de 8 pulgadas.

Ofrece sistema Grip Control Adaptativo y el Hill Assist Descent Control que le dotan de ciertas capacidades en caminos malos, con barro o resbaladizos, además de buen control en situación difíciles. Gran novedad en su segmento es el i-cockpit , con Head Up Display que proyecta la información de conducción en el parabrisas.

#CapitalMotor

¿Te gustaría recibir este tipo de contenido en tu correo? Recibe cada viernes, nuevos modelos y reseñas de lo mejor en motores suscribiéndote gratuitamente aquí.