La venta de la nueva Peugeot Landtrek comenzará en el segundo semestre de 2020. América Latina será la primera región a nivel mundial en recibirla, comenzando por México. Seguirán Ecuador, Perú, Guatemala, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay. En una siguiente fase está previsto lanzar en Chile, Argentina y Brasil. Se trata de un salto […]

  • 28 febrero, 2020

La venta de la nueva Peugeot Landtrek comenzará en el segundo semestre de 2020. América Latina será la primera región a nivel mundial en recibirla, comenzando por México. Seguirán Ecuador, Perú, Guatemala, Panamá, Paraguay, República Dominicana y Uruguay. En una siguiente fase está previsto lanzar en Chile, Argentina y Brasil.

Se trata de un salto interesante para la marca francesa, ya que el segmento de las camionetas de 1 toneladas de capacidad de carga, representa más de 2,4 millones de ventas anuales en el mundo, siendo más de 400 mil en Latinoamérica.

Como focos diferenciadores, la Peugeot Landtrek promete una de las mayores cajas de carga del segmento, una innovadora modularidad de asientos, confort digno de un SUV, gran capacidad de remolque, además de algunas innovaciones tecnológicas que- anticipan en la marca- le otorgará al futuro modelo altas capacidades off road y de trabajo. Dispondrá de doble cabina y motorizaciones de gasolina o diésel, según el mercado.

Alto nivel de equipamiento, hace pensar en su posicionamiento: contará con pantalla táctil de 10” HD compatible con Apple CarPlay /Android Auto y disco duro de 10 GB. Suma también un sistema de visión panorámica en 360° todoterreno basada en cámaras periféricas, además de una novedosa visión 3D para ayudar a la detección de obstáculos en caminos complicados.

En seguridad activa agrega ademásl Hill Descent Control (para mantener el vehículo a muy baja velocidad en descensos pronunciados), Trailer Swing Control (asistencia de remolque) capaz de reaccionar automáticamente a movimientos inesperados del remolque y 6 airbags, entre tantos otros sistemas.

Los motores que estarán disponibles en la gama (y según cada mercado) incluyen un bloque de gasolina de 2.4 litros, turbocomprimido de 210 caballos de fuerza, con torque de 320 Nm; además de una variante diésel de 1,9 litros de desplazamientos, para 150 caballos y 350 Nm de torsión.