El páncreas biónico consiste en un teléfono inteligente. Desde la parte superior, cableado a un monitor continuo de glucosa y dos bombas. Desde lo inferior, bombea dosis de insulina o glucagón cada cinco minutos. Para aquellos que sufren de diabetes tipo 1, los alimentos pueden matar. Incapaz de producir insulina, una hormona que elimina el […]

  • 19 junio, 2014

The-Huffington-Post-páncreas

El páncreas biónico consiste en un teléfono inteligente. Desde la parte superior, cableado a un monitor continuo de glucosa y dos bombas. Desde lo inferior, bombea dosis de insulina o glucagón cada cinco minutos.

Para aquellos que sufren de diabetes tipo 1, los alimentos pueden matar. Incapaz de producir insulina, una hormona que elimina el azúcar de la sangre, los diabéticos deben vigilar lo que comen, con mucho cuidado. Los análisis de sangre son varias veces al día y las inyecciones de insulina complementarias son una parte ineludible de la vida. Bajar la guardia no es una opción cuando una rodaja de naranja o una rebanada de pastel de bodas pueden traer convulsiones o la muerte.

Pero los [tweetable]investigadores de la Universidad de Boston y el Hospital General de Massachusetts dicen que han desarrollado una nueva herramienta para luchar en contra de la diabetes tipo 1[/tweetable]: el páncreas biónico. El órgano artificial imita la función del páncreas, que produce insulina. A diferencia de las bombas de insulina, a menudo utilizado por los diabéticos para disminuir el azúcar en la sangre, el páncreas biónico también entrega glucagón, una hormona que eleva el azúcar en la sangre. Las dos hormonas trabajan juntas, evitando que el azúcar en la sangre se vuelva demasiado alta o demasiado baja. Como el estudio explicó, el páncreas biónico es “autónoma, usable, bihormonal”. Y está controlado por un iPhone modificado.

“Los datos abordan algunos de los problemas más difíciles en la gestión de la diabetes”, Kevan Herold, director del Centro de Diabetes de Yale, que no participó en el estudio, le dijo al New York Times. “Yo diría que los efectos son bastante significativos y dignos de mención”.

Lee la noticia completa en The Huffington Post