Foto: Verónica Ortíz

  • 7 junio, 2019

Recargar envases de detergente, limpiapisos, lavaloza y suavizante. La idea es que el cliente solo compre una vez el empaque con el producto y, de ahí en adelante, los reutilice en los centros que Mercado Circular tiene disponibles en distintos puntos de la ciudad. “Nos dimos cuenta de que este concepto de ahorro y reutilización era potente para la gente”, cuenta Jorge Aranda, gerente de Mercado Circular, que, a través de esta iniciativa, busca disminuir la producción de plásticos en el mercado de la limpieza.

La primera tienda piloto la pusieron en Viña del Mar a mediados de 2017. “Era una instalación súper artesanal”, cuenta Aranda. “Incluso llegó una señora a recargar detergente con una botella de perfume”, recuerda. Pero el proyecto prosperó. Hoy cuentan con dos tiendas EcoCarga y máquinas dispensadoras, en las que los clientes pueden recargar sus envases de 3 litros con productos Virginia. En el futuro, quieren incluir otras marcas.

El emprendimiento ha significado una inversión de aproximadamente mil millones de pesos para los dueños de Empresas Demaria, la compañía madre de Mercado Circular. Y los esfuerzos ya entregan sus primeros frutos. Como el nombre indica, se trata de un modelo de economía circular que busca generar cambios en tres áreas distintas: el medioambiente es el eje central y estiman que con los 8 mil clientes actuales, ya están ahorrando un total de 12 toneladas en producción de plástico. Pero no solo eso: “Nuestro sueño es conectar los puntos de fabricación de los productos con los clientes”, destaca Aranda, y agrega: “Al generar una cadena productiva más breve, disminuye la huella de carbono”.

También hay un impacto económico para los productores que evitan el proceso de envasado de los insumos; pero también beneficia el bolsillo de los clientes, quienes se ahorran el envase. La tercera área es la social: el objetivo de la empresa es comenzar a trabajar como franquicia, lo que permitiría el surgimiento de nuevas tiendas de EcoCarga, administradas por propietarios amparados por la marca. Otro proyecto a futuro es tener un servicio de delivery del producto: recargas a domicilio.

Por ahora, existen dos locales de EcoCarga: uno en Viña del Mar y otro en Valparaíso. Pero pronto abrirán una tienda de autoservicio en Concón y en los próximos tres meses inaugurarán ocho nuevos locales en ciudades como Quilpué, Quillota y Limache. Crecer hacia la Región Metropolitana también está en el horizonte. De hecho, abrirán un local en la comuna de Colina en agosto, para más adelante expandirse por Santiago. Además, ya iniciaron el proceso para certificarse como Empresa B.