“Botar basura es demasiado fácil y la creencia de la mayoría de las personas es que es gratis”, dice Ignacio Ovalle, gerente general del emprendimiento. Entonces: ¿por qué hacer un negocio de un servicio que está percibido como garantizado y que resulta cómodo? Porque en BZero la basura no es basura. Son residuos. Y más de un 70% puede ser reincorporado al ciclo productivo.
Por: Fermín Ibarra

  • 4 mayo, 2020