Aunque la marca alemana de la estrella ha sumado grandes novedades tecnológicas en sus últimos modelos, no deja de lado a los que tienen gustos más conservadores, que se sentirán muy gratos con su último estreno: el nuevo Clase A Sedán.

  • 17 mayo, 2019

Se trata de un auto bastante premiado, cuando fue lanzado el año pasado, incluso en Chile ganó el galardón al “Mejor de los mejores”, entregado por la prensa especializada; ahora, llega en formato sedán, para llevar a un nuevo público -acaso más tradicional- la tecnología innovadora que estrenó su variante hatchback con gran éxito.

Estéticamente la transición de hatchback a sedán ha resultado muy bien, luciendo un perfil bien equilibrado, con nervaduras laterales que aumentan la sensación de dinamismo, y una caída tipo coupé que se integra suavemente con su maletero con un pequeño alerón. Atractivo y elegante, muestra ciertas características sorprendentes como su bajo coeficiente aerodinámico: cx de 0,22 que lo convierte en el récord mundial de autos de serie, en esa área.

Sin perder dinamismo, luce como un auto más de representación. Equipa motores modernos y eficientes, y en un formato algo más acotado, lleva la alta tecnología de la Clase S a un nuevo público, como el sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience) que utiliza inteligencia artificial para proponer una nueva relación usuario/auto, para convertir la simple movilidad, en una experiencia más cercana a un asistente cotidiano.

“Tras el éxito conseguido por la nueva Clase A desde su lanzamiento, siendo elegido el mejor automóvil premium y el mejor de los mejores del 2019 por la prensa automotriz especializada de Chile, ahora continuamos ampliando la oferta en el segmento de los sedanes compactos con un modelo de gran versatilidad que viene a cumplir con las necesidades de quienes buscan un automóvil moderno y deportivo, que cuente con un portamaletas muy espacioso, lo que representa una nueva y atractiva opción para este segmento en el mercado nacional”, señaló Michael Riebensahm, gerente de la división de Automóviles de Kaufmann.

Gran parte de sus valores como producto es su interior, muy tecnológico, que marca diferencia frente a la competencia, como sus interfaces a través de pantallas, incluidos sus instrumentos, que dan paso a la verdadera nueva experiencia, mediante su MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que convierte al Mercedes-Benz Clase A sedán, en un auto que aprende de sus usuarios, de sus costumbres y hábitos, para ayudarlo a tener una mejor calidad de vida. Así, la marca propone un contacto “emocional” con el conductor.

Agrega para el puesto de conducción widescreen de alta resolución, el manejo de serie por pantalla táctil del visualizador de medios, la pantalla de navegación con tecnología de realidad aumentada y el Natural Voice Control inteligente con reconocimiento de voz, que se activa con la palabra clave “Hey Mercedes”.

Muy bien equipado, en seguridad pasiva y activa, modos de conducción y asistencias que parece sacadas de ciencia ficción, lo mejor es agendar una prueba y tener un poco del sabor a futuro que ofrece este nuevo modelo.