Nacida como un emprendimiento de entusiastas y expertos mecánicos del motorsport, la firma AMG hoy es parte clave de cómo entiende el poderoso grupo alemán Daimler, la faceta más deportiva de Mercedes-Benz. Y tienen un lanzamiento en nuestro país; la variante más poderosa, agresiva y deportiva de la Clase A, el Mercedes-AMG A 45 S. Un auto que no solo oficina del más poderoso de su gama, sino como el modelo que porta el motor de cuatro cilindros -fabricado en serie- más poderoso del mundo.

  • 22 mayo, 2020

Porque dueño de un motor turbocargado de apenas 2.0 litros, este hot hatch de lujo, es capaz de ofrecer nada menos que 421 caballos de potencia máxima, con un torque 500 Nm. Cifras que en la práctica se convierten en un tiempo de 0 a 100 km/h, en 3,9 segundos.

“Mercedes-AMG, división deportiva de Mercedes-Benz, ha desarrollado un concepto completamente nuevo para su modelo A 45, que abarca tanto el motor, como el tren de rodaje, la estructura de la carrocería y naturalmente, el diseño. Todo ello con un único fin, elevar el dinamismo de conducción y la deportividad a un nivel inimaginable en la categoría compacta hasta hace muy poco tiempo. Con la presentación de este modelo de elevada potencia y alto dinamismo, subrayamos la importancia que tiene este segmento en nuestro mercado”, aseguró Michael Riebensahm, gerente de la división automóviles de Kaufmann.

Como el performance de un auto no es todo motor, el AMG A 45 S, desde lo mecánico se vale de una sofisticada transmisión AMG SPEEDSHIFT DCT 8G, de doble embrague y ocho velocidades que promete sacarle partido al motor de 2 litros más poderoso del mundo, pero también ofrecer alto nivel de confort. Esta caja, alimenta el sistema de tracción integral permanente variable 4MATIC+ del modelo.

Para nuestro mercado existe la posibilidad de implementar en sus asientos AMG Perfomance la opción Asientos Multicontorno, con cámaras de aire inflables para dar más comodidad y estabilidad a los tripulantes. Pensado para los fanáticos de la velocidad y el performance, cuenta con el paquete AMG Track Pace, con capacidad de adquisición de datos en ruta. Con ello transforma la interfaz por voz MBUX y el smatrphone del conductor en un ingeniero de carrera personal. Así puede analizar en detalle, con más de 80 elementos de datos específicos del vehículo, lo que permite trazar curvas y mejorar el rendimiento en pista.