Estaban ad portas de inaugurar Mundo Mastica, en la casona colonial que se encuentra a un costado de la plaza San Enrique y que pertenece a la Municipalidad de Lo Barnechea, cuando la llegada del coronavirus pospuso sus planes.