A nivel global se acaba de anunciar, el nacimiento del último Gran Turismo de la casa italiana Maserati, que se ha hecho fama con estos autos deportivos capaces de enfrentar viajes largo, una tradición que fusiona lujo y performance con un sentido hedonista de larga tradición, sobre todo en Europa. Tanto, que uno de sus actuales modelos lleva por nombre Gran Turismo. Precisamente un modelo que termina su producción a lo grande, con una versión denominada Gran Turismo Zéda.

  • 29 noviembre, 2019

El fin del Gran Turismo, se da en el contexto de los nuevos tiempos de la marca, tras anunciar el plan de innovación en la producción, electrificación y conducción autónoma, además de la renovación de la fábrica de viale Ciro Menotti.

El Gran Turismo Zéda es un modelo único, que se desmarca proponiendo exteriores futuristas diseñados por el Centro Stile Maserati. Para la marca, este auto representa el puente que une el pasado, el presente y el futuro de la Marca.

Lo más llamativo y diferenciador son sus superficies coloreadas de manera progresiva, que parecen que cambian mientras se desenvuelven las formas del auto. Pasan de un efecto satinado claro a un color metálico bruñido. En el centro del auto, las tonalidades se hacen más profundas, llegando al azul Maserati en el frontal. Para la marca este cambio de tonos simboliza la transición de la marca hacia las tendencias de nueva movilidad.

El final de la producción del Maserati GranTurismo y del GranCabrio representa el inicio de una nueva etapa en la fábrica de Módena: Comienzan los trabajos de renovación de las líneas de producción que finalizarán con una planta dedicada a la construcción de un nuevo súper deportivo, un vehículo de altas prestaciones y tecnología, cuyo lanzamiento está previsto para el año 2020.

La palabra Zéda, alude a la pronunciación de la zeta en Módena, apelando al fin de una era y al comienzo de toda una nueva generación de modelos de Maserati, que pronto comenzarán a competir en el mercado de autos premium.