Los resultados de la sexta edición del índice de Sustentabilidad Corporativa de ActionAbility Institute y revista Capital muestran que los criterios de sustentabilidad se están imponiendo aceleradamente en la agenda corporativa, pero aún existen brechas en los ámbitos social y de innovación.
Por: Rodrigo Berner y Aldo Cerda, ActionAbility Institute

  • 8 noviembre, 2018

Hace seis años, cuando por primera vez publicamos los resultados del ISC (Índice de Sustentabilidad Corporativa) de ActionAbility Institute y revista Capital, ninguna empresa en Chile obtenía siquiera una calificación equivalente a un “4”. Aletargados bajo el peso de diversas iniciativas de “premiación corporativa” y orientadas más a conceptos de filantropía y RSE, las compañías expresaban creciente frustación por la divergencia que se producía entre un entorno corporativo laudatorio y la creciente desafección que percibían de las personas y geografías donde desarrollaban sus actividades o proponían establecer nuevos proyectos.

Por lo mismo, cuando lanzamos esta iniciativa, indicamos que su objetivo no era constituir un ranking; si el 100% de las empresas no pasa el umbral de corte, no tenía mucho sentido hablar de “las mejores”. El foco de este trabajo se ha concentrado más bien en verificar la evolución del desempeño corporativo en diversas dimensiones. En esta edición 2018 encontramos una mejoría sistemática de los indicadores de performance ambiental, una mejora en los ámbitos de transparencia, equidad e inclusión, y un déficit menor en los indicadores de desempeño social de las empresas. 

 

Resultados 2018

De un universo total de 124 empresas analizadas, las 25 que obtuvieron los mejores puntajes en el ISC 2018 se presentan a continuación:

1. Latam Airlines

2. Viña Concha y Toro

3. Engie

4. Codelco

5. CCU

6. Aguas Andinas

7. Arauco

8. Entel

9. BancoEstado

10. VTR

11. Sodimac

12. CGE

13. Paris

14. Metro

15. Enel

16. ENAP

17. Embotelladora Andina

18. Collahuasi

19. Esval

20. CMPC

21. Parque Arauco

22. Falabella

23. Antofagasta Minerals

24. AngloAmerican

25. Banco de Chile

 

 

PRINCIPALES HALLAZGOS

La amplicación de la base de empresas que gestionan la dimensión de sustentabilidad

El año 2012-2013, no más de una veintena de compañías gestionaban y reportaban su desempeño en este ámbito. Hoy, la sustentabilidad es una dimensión inescapable, y el universo de empresas con una gestión y reporte con un estándar adecuado se ha ampliado a más de cincuenta, con unas 25 adicionales que son “seguidoras”. Sectores atrasados en términos de opacidad de su gestión y reporte son los de la industria del cemento, pesca y combustibles. También se encuentran considerablemente atrasados los actores del mercado financiero no bancarios –e.g. AFPs, compañías de seguro–.

La gran ampliación pendiente: supply chain

Cuando se trata de requerir credenciales de sustentabilidad de las empresas que conforman la cadena de abastecimiento, los escrutinios hoy no están muy enfocados al performance social, ambiental o económico. Esto pronto debería cambiar para reflejar los riesgos asociados a un aprovisionamiento responsable. 

La innovación avanza, pero aún con un rezago evidente

Más del 80% de las empresas evaluadas cuentan con responsables y recursos específicos para innovar, y más del 90% declara haber realizado un producto o servicio innovador durante los últimos dos años. Sin embargo, el indicador muestra que las innovaciones no representan un porcentaje significativo de la oferta de valor de ninguna empresa, y las inversiones en I+D son un orden de magnitud inferiores a aquellas del sector corporativo en la OCDE.

La verificación externa crece en importancia

Las empresas han utilizado variados enfoques para mejorar la credibilidad de sus Reportes de Sustentabilidad, Reportes Integrados o Memorias Corporativas, particularmente desde que varias de ellas pertenecen al DJSI. La verificación por parte de un tercero no interesado aumenta considerablemente la transparencia de la información expuesta.

Adoptando los objetivos de desarrollo sostenible 

Durante 2015, los estados miembros de la ONU aprobaron la Agenda 2030 que define 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los cuales buscan poner fin a la pobreza, producir y consumir de manera responsable, alcanzar la igualdad de género y hacer frente al cambio climático, entre otras temáticas. A la fecha, más de 70 empresas en Chile se encuentran adheridas a esta iniciativa y utilizan los ODS como herramienta de métrica para su gestión y avances. 

DJSI como referente

Desde su lanzamiento, en 1999, el Dow Jones Sustainability Index ha sido un referente mundial en materias de sustentabilidad. El proceso de elección es realizado por RobecoSAM y anualmente elige al 10% de las empresas mejores en cada industria en términos de su performance económico, ambiental y social. En Chile, ya hay 29 empresas que lo integran.

Al igual que en el resto del mundo, el cambio climático se toma la escena

En esta edición del Índice de Sustentabilidad Corporativo, dos tercios de las empresas demostró estar realizando algún tipo de medición de su huella de carbono, ya sea para productos/servicios específicos, a nivel corporativo, o en términos globales. También cobra importancia la participación de empresas chilenas en iniciativas como el CDP (Carbon Disclosure Project) o el CPLC (Carbon Pricing Leadership Coalition).

Al debe en equidad salarial y de género

Una de las temáticas donde se observa menor información de reporte, y menos de desempeño, es la equidad salarial y el liderazgo y diversidad de género. Sin embargo, se ven diversas iniciativas que buscan mejorar este nivel de desempeño, y ello se refleja en una mejor calidad de información y en progresos significativos. 

Penetración de las energías renovables y la gestión eficiente del agua

La gran novedad es que la gran mayoría de las empresas ha desarrollado políticas de contratos que, aprovechando el cambio estructural en los precios de largo plazo, favorecen la adquisición de energías renovables como clientes libres. A partir de lo anterior, varias podrán etiquetar parte de su producción, o toda la organización, como producida a partir de consumo eléctrico 100% renovable, siguiendo iniciativas mundial como RE100.

En materias de gestión de agua, se han generado avances significativos a nivel corporativo para gestionar riesgos respecto de este recurso. 

 

ISC 2018: CAMBIOS METODOLÓGICOS

El ISC de ActionAbility Institute y revista Capital se construye sobre la base del desempeño efectivo de cada empresa en el ámbito de la sustentabilidad, con una evaluación directa de cómo identifican, gestionan y mitigan el riesgo de variables ambientales, sociales y económicas que afecten su valor de largo plazo. Estos riesgos se modelana partir de 27 variables de sustentabilidad. Un detalle completo de las variables consideradas y la métrica de evaluación de cumplimiento, así como los resultados del ISC 2018, se encontrarán disponibles en la próxima edición de The Note (www.thenote.cl). 

Para esta sexta edición de los resultados del ISC, se modificó parte de la metodología utilizada para ampliar el espectro de actividades a evaluar. El ámbito ambiental se agrupa en huella de carbono, huella de energía, huella de agua, contaminación, impactos en biodiversidad y uso/reciclabilidad de recursos naturales, considerando tanto la gestión directa de la compañía, como su gestión aguas arriba y abajo. En el ámbito social, se modificó la lógica de indicador de evaluación por stakeholder relevante y se incluyeron indicadores de gestión como diversidad de género y liderazgo, relacionamiento y sindicalización, accidentalidad laboral, capacitación y gestión de proveedores locales, entre otros.

Para evaluar la gestión económica, se agrupó una serie de indicadores asociados a innovación bajo el concepto de ratio de gasto o inversión en investigación, desarrollo e innovación para verificar el nivel de gestión en base a la economía chilena y países OCDE. Por otro lado, lo relevante a eficiencia operacional y de procesos fue reemplazado por el valor generado y retenido de la compañía en sus últimos años de gestión. Asimismo, se incorporaron indicadores de regulación y ética, transparencia corporativa, y brechas salariales por género y líneas ejecutivas.

Las 27 variables se ponderan de igual forma. La escala varía entre 0 (no se gestiona) y 5 (referente internacional). El puntaje se obtiene de la suma de las calificaciones anteriores, la cual se divide por la multiplicación de 4 por 27  (donde “4” refleja un nivel de desempeño asociado a liderazgo a nivel nacional en la gestión de cada variable, y “27” es el número de variables medidas). El ratio resultante corresponde al ISC de cada empresa. En caso de que alguna variable no se considere por criterios de materialidad, el denominador cambia a la multiplicación de 4 por el número de variables efectivamente consideradas.

Al igual que años anteriores, la información utilizada para evaluar a las empresas y construir el ISC 2018 proviene de la información pública de las compañías a partir de sus reportes de sustentabilidad, memorias financieras y reportes integrados según corresponda. Statements y políticas presentadas en sus sitios web corporativos también son considerados en la valoración.  

 

Las mejores del ÍNDICE

Les preguntamos a las empresas que obtuvieron los mejores puntajes del ISC cuáles fueron sus hitos sustentables del último año. Estas son sus respuestas.  

1. LATAM Airlines Group

• DJSI: Por quinto año consecutivo, en 2018 LATAM es el grupo de aerolíneas líder de Américas en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones, siendo, a su vez, uno de los tres únicos en la categoría mundial de este Índice. 

• Reciclaje en vuelo. Una de las principales iniciativas del año fue impulsar un procedimiento de reciclaje en vuelo que apunta a disminuir los residuos generados por el servicio a bordo. Se está trabajando en la elaboración de cartillas para la tripulación y pasajeros que les permitan distinguir qué residuos son reciclables. Se han realizado tres vuelos de prueba a nivel nacional con resultados positivos y se estima que en el segundo semestre de 2019, el reciclaje en vuelo ya esté operativo en las rutas domésticas de Chile. 

• Energía 100% renovable en Santiago. Las instalaciones de la empresa en Santiago (edificio corporativo y base de mantenimiento en el aeropuerto) están siendo abastecidas con energía limpia (eólica y solar fotovoltaica). Con esto, la compañía evita la emisión de 5.850 toneladas de CO2 anuales, lo que se suma a la iniciativa de compensar el 100% de las emisiones terrestres del grupo en Perú, así como la operación domestica aérea y terrestre de Colombia, mediante la compra de bonos de carbono. 

• Turismo sostenible. La compañía trabaja en turismo sostenible, siendo el programa “Cuido mi Destino” el más relevante. Mediante la recuperación de espacios emblemáticos de distintas ciudades de Sudamérica, busca crear conciencia turística, ambiental y patrimonial. En Chile, durante los últimos tres años ha impulsado un proyecto en la Reserva Biológica de Huilo Huilo. 

 

2. Concha y toro

• DJSI: Durante 2017, por tercer año consecutivo Viña Concha y Toro fue incluida en el Dow Jones Sustainability Index Chile, integrando también el recién lanzado DJSI MILA Pacific Alliance y ubicándose en la posición N°9 del ranking global de la categoría “Beverages”. Por otra parte, la compañía alcanzó la calificación A- (Leadership) en el cuestionario CDP Water, por su destacado desempeño en la evaluación de riesgos relacionados con el agua y la integración de la gestión de este recurso en su estrategia de negocio.

• Proveedores: Comprometida con la correcta gestión de los impactos ambientales, sociales y económicos también en su cadena de valor, la compañía realizó un exhaustivo levantamiento de sus proveedores clave, que fueron categorizados de acuerdo al riesgo potencial de impacto adverso sobre las personas, medioambiente y el desarrollo económico de la empresa. Posteriormente, la compañía realizó una evaluación de aspectos ESG a dichos proveedores identificados, buscando levantar los aspectos relevantes por mejorar en su gestión y trabajar de manera conjunta en su solución.

• “Disfruta el vino, toma con responsabilidad” fue el nombre de la campaña interna de la compañía que se publicó en todas sus plataformas para fomentar el consumo responsable de alcohol. Incluyó talleres informativos a sus empleados. 

 

3. Engie

• Transición energética: Con el fin de impulsar la transformación de la matriz energética hacia fuentes renovables, la compañía ha iniciado un proceso de transición energética a través del cierre de las unidades de carbón más antiguas y el desarrollo de nuevos proyectos solares y eólicos en comunas como Calama, Tocopilla, Antofagasta, Ercilla y Mulchén.  

• Extensión de contratos con sus principales clientes, entre los que se encuentran Codelco, Complejo Metalúrgico Altonorte S.A., Compañía Minera Lomas Bayas y Minera El Abra. Estos, buscan que en un futuro el suministro energético provenga de fuentes de energías renovable.

• Nuevas industrias: Desde este año, ENGIE se abrió a nuevas industrias y actualmente tiene contratos verdes con Canal 13, Cementos BSA, Grupo GTD y con Nuevo Pudahuel por el suministro de energía 100% renovable certificada. El acuerdo firmado con Nuevo Pudahuel el mes pasado contempla el suministro de energía 100% renovable certificada, más la instalación de electrolineras (cargadores eléctricos) y la sustitución de las luminarias por luces LED.

 

4. Codelco

• Cobre Verde: Durante 2017 lanzamos en Beijing el proyecto Cobre Verde, con un plan piloto en la División Gabriela Mistral que da cuenta de la trazabilidad del 5% de la producción de Codelco en dimensiones de sustentabilidad críticas en suministro responsable y acceso a los mercados en el largo plazo.  

• Energías renovables: Logramos modificar algunos de nuestros contratos eléctricos, con lo cual se dispondrá de un suministro de energías renovables para el 22,5% del consumo total de Codelco.

• Huella del agua: Alcanzamos 76,9% de recirculación de agua a nivel corporativo, destacando sobre un 85% en las divisiones Radomiro Tomic y Chuquicamata. Iniciamos en 2017 un proceso de licitación internacional para usar agua de mar desalada en nuestras operaciones en el norte del país.

• Igualdad de género: En 2017, un 60% de nuestros centros de trabajo se certificó en la Norma Chilena 3262 de Igualdad de género y conciliación de la vida laboral, familiar y personal.

 

5. CCU

• Valorización de residuos industriales: Participa en el desarrollo e implementación de Acuerdos de Producción Limpia (APL), en conjunto con firmas de distintos sectores. El APL Cero Residuos a Eliminación es una iniciativa público-privada que busca un estándar de gestión de residuos acreditable para la industria chilena. El compromiso permite que todos los negocios de CCU acrediten su gestión de residuos para alcanzar el 100% de su VRI en 2020. Las plantas de Temuco, Luján y Coinco son las primeras en lograr el 100% de valorización de residuos industriales. 

• Ingreso al Dow Jones Sustanability Index: Por primera vez, CCU ingresa al DJSI. El índice mide anualmente el desempeño de 2.500 grandes empresas de 47 países, listadas en las bolsas más relevantes. 

• Proyecto Comunidades Buchahueico: Viña San Pedro y Comunidad Buchahueico trabajan en un proyecto colaborativo en el valle de Malleco, en la Región de la Araucanía, que hasta ahora contempla 10 hectáreas de pinot noir. Del total, cinco fueron plantadas en 2015 y el resto, en septiembre de 2017. La iniciativa, que busca sumar un nuevo origen para el portafolio de San Pedro, es liderada por cuatro familias mapuches de la comunidad.