Con la salida a la bolsa de Facebook, la gran y lógica pregunta de los inversionistas es cuál será el próximo servicio al que apostar. El New York Times se la jugó por estas 9 startup.

  • 24 mayo, 2012

Con la salida a la bolsa de Facebook, la gran y lógica pregunta de los inversionistas es cuál será el próximo servicio al que apostar. El New York Times se la jugó por estas 9 startup. Por Federico Willoughby olivos.

Airtime: no se sabe mucho de esta empresa, salvo que promete ser un sitio para compartir videos. Entonces, ¿por qué aparece en este ranking? Pues bien, sus fundadores son nada menos que Sean Fanning (fundador de Napster) y Sean Parker, el visionario que también estuvo en Napster pero que se hizo mundialmente famoso por su influencia sobre Mark Zuckerberg en los primeros días de Facebook (sí, es el tipo interpretado por Justin Timberlake en la película).
Square:  un servicio que reemplaza las cajas registradoras por un simple smartphone. Con sólo 3 años de antigüedad, esta empresa tiene a cientos de compañías de Estados Unidos como clientes y es probablemente la ganadora en la carrera de convertir los teléfonos en medios de pago (un mercado en el que incluso participó Wenceslao Casares, sin mucho éxito). Ah, y su creador es nada menos que Jack Dorsey, uno de los fundadores de Twitter.
Pinterest:  con sólo dos años de antigüedad, se ha convertido en la tercera red social más popular de Internet. Es básicamente un mural donde los usuarios pueden coleccionar y compartir imágenes. Si bien el modelo de negocios no está claro, los eventuales inversionistas miran el sitio con deseo, principalmente por sus datos demográficos: el 85% de su tráfico viene de  mujeres.
Path:  sí, es otra red social. Pero esta tiene la gracia de que sólo permite compartir el contenido con una cantidad limitada de gente. Si bien esto en un principio sonó como una limitante, el tema de la privacidad (o falta de ésta) en productos como Facebook hace pensar que podría tener un inusitado éxito. Además, en menos de 2 años en funcionamiento ya tiene 2 millones de usuarios y una valoración de 250 millones de dólares.
Quora:  Adam D’ Angelo y Charlie Cheever fueron dos de los primeros empleados que tuvo Mark Zuckerberg. Ambos dejaron la empresa para fundar este startup. ¿De qué se trata? Un lugar donde alguien hace una pregunta y la comunidad responde. Y sí, no es el primer sitio de este tipo. Pero probablemente el único donde podemos encontrar al ex secretario del Tesoro estadounidense o al propio Zuckerberg contestando.
:  esta aplicación funciona sobre un nuevo concepto llamado collaborative consumption, que se basa en el concepto de arrendar a extraños esa pieza que tenemos libre o contratar a un desconocido para que haga nuestras diligencias. Con eso en mente, esta app permite encontrar y contratar “rabbits” (conejos) para que nos lleven la ropa a la tintorería, el auto al mecánico, etc.
Pinwheel:  todavía funciona sólo por invitación, pero ha suscitado una importante atención. ¿De qué se trata? Un lugar donde uno puede dejar comentarios y recomendaciones en torno a lugares (mejor lugar para ir a comprar, restaurante destacado, etc.) Quizás su mayor palmar es que fue fundado por Caterina Fake, responsable de la creación de Flickr. 
Uber: la idea es similar a la de la ya mencionada TaskRabbit. Se trata de juntar a gente que necesita tomar un taxi con automovilistas que tengan el tiempo y el espacio para llevar a alguien (y cobrar). Funciona sobre smarphones, partió en San Francisco y actualmente está funcionando en 8 ciudades. Ojo, que uno de sus inversionistas principales es Jeff Bezos.
Dropbox: no es necesario explicar este servicio. Con más de 50 millones de usuarios, la empresa ya no es ninguna sorpresa. No por nada Steve Jobs la intentó comprar en 2009 y es el referente en cuanto a cloud computing. Eso sí, Google entró a competirle, pero la firma está confiada. No por nada está valorizada en 4 mil millones de dólares.