Hornos italianos, masa delgada, buenos ingredientes y nuevos nombres siguen marcando tendencia entre las pizzerías santiaguinas. Aquí, una sabrosa actualización.

  • 19 julio, 2019

Hace justo un lustro me tocó recorrer Santiago por encargo de Capital para buscar los mejores exponentes en materia de pizzas. Entonces me encontré con algunos sitios históricos como la Pizzería Roma y Da Dino, y otros un poco más jóvenes como el hoy extinto Santa Pizza y la pizzería Signore. En tan solo cinco años, varios nuevos actores han llegado a jugar en este rubro que está cada día más activo. Por lo mismo, probé pizzas solamente en lugares que llevan abiertos un par de años e incluso algunos meses. Hay que reconocer que, en general, el estándar de nuestras pizzas está –por fin– subiendo. Pero falta abrir pizzerías con una oferta –aunque sea básica– de vinos y cervezas para acompañar. Acá va lo mejor que probé. 

La Popular

Partieron a fines de 2016 y me atrevería a decir que ya son una pizzería consolidada. También venden pan y funciona como cafetería, pero son sus pizzas las que me convocan. Se trata de un producto bien rústico y artesanal, elaborado a partir de masa madre, con hasta un par de días de leudado, lo que posibilita que luego las pizzas en el horno se inflen bastante, produciendo alvéolos de gran tamaño y garantizando una masa muy liviana pero extremadamente sabrosa, que combina a la perfección con los ingredientes de las diversas combinaciones de pizza que acá se ofrecen. Durante la semana hay pizza al molde que se vende por cortes ($2.500), además de individuales de buen tamaño (entre $7.000 y $9.000). Mi favorita: la Vegeta, con salsa de tomates, mozzarella, berenjena, zapallos italianos, pimientos y pesto. Los fines de semana se llena, así que vale llegar temprano… y hacerse la idea de acompañarla con un café, porque no tienen patente de alcohol.

Av. Francisco Bilbao 2793, teléfono 232244958, Providencia.

Domani

Esta pizzería también funciona desde 2016 y –a diferencia de varias otras– lo hace bien instalada en un recinto que también es restaurante, por lo que además hay platos de pastas y –como corresponde– una aceptable carta de vinos, cervezas y destilados. Sus pizzas son de muy buena calidad. De hecho, sus dueños mandaron a dos de sus cocineros a Nápoles para certificarse como maestros pizzaiolos en la Associazione Verace Pizza Napoletana, además de adquirir un horno italiano. Por lo mismo, acá lo más recomendable es aprovechar y pedir una clásica Margherita Verace ($7.900), con mozzarella de búfala italiana, salsa de tomates San Marzano, albahaca fresca y un toque de aceite de oliva. Todo esto sobre una mesa delgada y suave, pero firme, para resistir los ingredientes que tiene encima. Una mezcla perfecta.

Granaderos 1328, teléfono 222649753, Providencia.

La Vinoteca

Desde hace poco más de un mes que en la casa matriz de La Vinoteca se sumaron pizzas a su oferta. Ya hacían pan ahí mismo y tienen una charcutería de gran nivel; así que lo de elaborar buenas pizzas era casi paso obvio. En eso están, con una variedad de doce combinaciones (entre $5.900 y $8.900) presentadas en tamaño individual, pero que perfectamente se pueden compartir si no es mucho el apetito. Mención aparte merece su masa, delgada, esponjosa, de gran sabor. En resumen, una pizza que rápidamente entra a estar entre las mejores de la oferta santiaguina. Una buena opción acá es pedir la pizza de anchoas y berenjenas, con quesos mozzarella y parmegiano. Solo les hace falta una copa de vino o una cerveza para acompañar, que hay –y bastante– en La Vinoteca, pero por culpa de la eterna burocracia nacional aún no pueden ofrecer para servir.

Manuel Montt 1452, teléfono 228292250, Providencia.

Brunella

En Santiago, los malls son cada vez más importantes protagonistas de la escena gastronómica y una buena novedad ha sido la aparición de Brunella, una pizzería –que también ofrece otras preparaciones– que partió en el Parque Arauco y pretende extenderse a otros centros comerciales. Con alrededor de una veintena de combinaciones de una pizza delgada y flexible, cocinada en un horno napolitano que garantiza altísima temperatura y una breve pasada de la pizza por este; lo justo para que todos sus ingredientes se fundan bien. Se recomienda visitar Brunella en grupo y así aprovechar de pedir varias de sus pizzas en el formato El Antojo (entre $4.800 y 5.800), de tan solo 25 x 10 centímetros. Entre las que vale la pena probar me quedo con la muy simple Salame, con salsa de tomate, mozzarella y salame; y la ya más sofisticada Tartifina, con mozzarella, hongos porcini, torzos de speck y un toque aceite de trufa blanca.

Parque Arauco (Bazar Gourmet), teléfono 223826719, Las Condes.

La Argentina

Abrieron durante el verano del año pasado, pero pareciera que esta pequeña pizzería del Barrio Italia llevara mucho tiempo ahí, porque ya tiene un buen número de fanáticos que la repletan a diario para comer un trozo de pizza al corte, compartir una familiar con más gente o llevarse una para la casa. Además, acá no encontramos masa delgada, quesos italianos ni sabores delicados. Se sigue la tradición bonaerense de la pizza al molde, bien alta y rebosante de queso para recibir ingredientes como jamón cocido, pimientos, aceitunas verdes, anchoas o palmitos (entre $7.200 y $15.700). Sin exagerar, estas pizzas te llevan inmediatamente a los recuerdos que uno pueda tener de pizzerías clásicas porteñas como El Cuartito o Güerrín. Y ese es justamente, guardando todo tipo de proporciones, el espíritu que se vive en el local. Cuesta elegir una sola pizza.

Avenida Italia 989, teléfono 953280020, Providencia.