Funcionan durante todo el año, pero es ahora, cuando las temperaturas realmente suben, cuando las heladerías toman real protagonismo. Más aún, en los tiempos que corren.

  • 28 noviembre, 2019

Son días extraños en Santiago. Hay lugares de la ciudad por donde no se puede circular y en general las actividades comienzan a acabarse cuando cae la tarde. De vida nocturna, poco y nada. Afortunadamente, rutinas propias de esta estación como salir a tomarse helado, o hacerlo a la pasada o entre trámites, sí se puede hacer. Por lo mismo, acá van algunas recomendaciones de heladerías. Algunas clásicas, otras en camino a serlo y una recién inaugurada. Todas, de muy buen nivel.

El Taller

Desde hace cuatro años que vienen trabajando de manera silenciosa en este café y heladería de Providencia, lo que les ha permitido hacerse de una fiel clientela que reconoce -en el caso de sus helados- un trabajo dedicado y constante, además de recibir reconocimientos internacionales. ¿Cuál es la clave de El Taller? Helados artesanales y de calidad, con especial énfasis en la búsqueda de sabores criollos que al mismo tiempo son innovadores y que cada tres meses van rotando en su carta. Ahora, en la de primavera, destacan delicias como el de huesillo, maqui, limón de pica e incluso uno de carmenere y moras de Angol. Y algo más clásico pero igualmente sabroso: su insuperable helado de manjar casero. Ojo que abren todos los días e incluso están distribuyendo sus helados a algunos restaurantes de la ciudad. Por algo será.

Providencia 1467, teléfono 222352414, Providencia.

Helados Blanca

Alguna vez acogió a exclusivas boutiques de ropa femenina y más tarde cayó en el desprestigio y casi abandono por culpa del mal final que tuvo su vecino barrio Suecia. Afortunadamente ahora el Paseo La Villa -entre Santa Magdalena y General Holley- vuelve lentamente a tornarse atractivo gracias a un par de restaurantes que se han instalado ahí y principalmente por Helados Blanca, un pequeño lugar donde es posible encontrar -desde 2016- helados artesanales de gran factura y en un formato súper clásico, pero con una gama de sabores que igual se atreve a innovar. De esta forma, a sabores tradicionales como piña, chocolate o frutilla se suman variedades como chocolate blanco con frambuesa y chía, cheesecake Oreo, bombón Rocher o incluso uno con sabor a chocolate Snickers. Es decir, para todos los gustos, estilos y edades.

Pasaje La Villa 41, teléfono 954150484, Providencia.

El Toldo Azul

No, no se trata de la heladería del mismo nombre que estuvo en Providencia -cerca del metro Pedro de Valdivia- en los años noventa y que servía unos helados gigantes llenos de variadas coberturas. Hablamos de una heladería artesanal que funciona en un pequeño local frente a la Plaza Perú desde el año 2015 y que a partir de una cuidada selección de sabores bien particulares se ganó rápidamente una merecida fama. Entre lo que vale la pena probar está su ya famoso chocolate “El Rey”, con más de 70% de cacao venezolano, también el de caramelo salado o el de yogurt y cilantro. Para los menos osados hay sabores como plátano con miel, avellana, pistacho y más. El lugar suele llenarse y muchas veces no queda otra que hacer una fila que puede resultar algo tediosa… pero vale la pena.

Isidora Goyenechea 3200 B, teléfono 222332204, Las Condes.

Taiyaki SCL

De la mano de los mismos dueños del premiado restaurante 040 llegó hace pocos meses -y a escasas cuadras de este- esta heladería, inspirada en el estilo japonés para elaborar y presentar este producto. Aquí se sirve un helado muy cremoso y suave, pero un poco más líquido de lo que acostumbramos a obtener en la mayoría de las heladerías santiaguinas. Además, su presentación es fundamental, ya que los helados se pueden pedir en diversos vasos con forma (o inspiración) en peces, gatos o unicornios. Asimismo, usan variados toppings, como mostacillas de colores, pequeñas estrellas y hasta gominolas. Más que recomendar un sabor, lo que corresponde es visitar el lugar y elegir la mezcla de diseño y sabor que les resulte más atractiva.

Pío Nono 75, local 2 (Patio Bellavista), teléfono 993009945, Providencia.

Sebastián

Un oasis en Providencia cobra más sentido por estos días. Este pequeño café de la calle Andrés de Fuenzalida (que desde hace algunos meses cuenta también con una sucursal en Manuel Montt con Bilbao), que además tiene -me atrevo a decir- los mejores helados de Santiago. O, al menos, en lo que a heladería clásica se refiere. Sí, porque en el Sebastián sabores como el tiramisú, pistacho, chocolate amargo, pie de limón, frutilla o menta chips son realmente insuperables. De un solo sabor, doble o triple. En vaso o en cono, para seguir caminando por el barrio. En una copa, para disfrutarlo instalado en su terraza. Como sea, la experiencia es siempre satisfactoria.

Andrés de Fuenzalida 26, teléfono 222319968, Providencia.