Durante el Salón del Automóvil de Ginebra se dieron a conocer impresionantes vehículos como el Ferrari La Ferrari, el McLaren P1 y una serie de otros deportivos que impactaron a los aficionados de las cuatro ruedas. Sin embargo, el último modelo de Lamborghini, Veneno, se robó el evento, informa Diario Financiero. Su carrocería está hecha […]

  • 15 marzo, 2013

Lamborghini Veneno. Foto DF

Durante el Salón del Automóvil de Ginebra se dieron a conocer impresionantes vehículos como el Ferrari La Ferrari, el McLaren P1 y una serie de otros deportivos que impactaron a los aficionados de las cuatro ruedas. Sin embargo, el último modelo de Lamborghini, Veneno, se robó el evento, informa Diario Financiero.

Su carrocería está hecha de cuatro tipos distintos de fibra de carbono, lo que además de hacerlo muy fuerte, también lo hace muy liviano. Este modelo pesa solo 1.450 kilos, lo que se puede comparar con un auto compacto normal o con los 1.575 kg que pesa su hermano, el Lamborghini Aventador.

A pesar que no tiene un motor híbrido como sus competidores La Ferrari y el P1, el Veneno cuenta con un motor V12 de 6,5 litros, los que erogan 751 caballos de fuerza.

Como ya es tradicional en la marca, el motor está ubicado en una posición central longitudinal, lo que le da suficiente poder y equilibrio para alcanzar una velocidad máxima de 355 km/hr.

LA firma anunció que solo fabricarán tres unidades de este modelo y cada uno costará sobre los 4 millones de dólares. De esta forma, el Veneno se convierte en el deportivo más caro del mundo, superando al Lykan, también conocido como “el Ferrari del desierto”.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.