Estudio genético publicado por Nature Communications arrojó que la piel clara de los habitantes de cinco países latinoamericanos no es solo herencia europea: también proviene de los asiáticos orientales que se asentaron hace siglos en la región

  • 23 enero, 2019

Un estudio genético a más de 6.000 personas de cinco países de América Latina -entre ellos Chile- estableció que en la región, la piel clara no se debe sólo a los ancestros europeos, sino que también a una variante genética proveniente de nativos y asiáticos, que desarrollaron esa pigmentación hace miles de años.

Candela, se llama el proyecto “Consorcio para el Análisis de la Diversidad y Evolución de América Latina” que analizó los genomas de 6357 personas de Brasil, Colombia, Chile, México y Perú y que arrojó que en América Latina, la pigmentación clara de la piel “evolucionó de manera independiente en Europa y Asia Oriental”, dijo el doctor Kaustubh Adhikari, del Instituto de Genética del University College London a la revista Nature Communications.

“Es un estudio realmente importante”, especialmente porque se ha realizado poca investigación genética en poblaciones latinoamericanas, añadió la genetista humana Sarah Tishkoff de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania.

El estudio, reveló que los nativos americanos están genéticamente relacionados con los asiáticos orientales, debido al asentamiento en América del Norte de comunidades procedentes de Siberia Oriental hace al menos 15.000 o 20.000 años.