El editor de Wired lanza otra teoría para explicar la siempre cambiante relación entre la economía y la Internet.

  • 23 junio, 2009

El editor de Wired lanza otra teoría para explicar la siempre cambiante relación entre la economía y la Internet.

El editor de la revista Wired lo hace de nuevo: usa su revista para lanzar una nueva teoría para explicar de qué manera se comporta la economía en un mundo hiperconectado. El 2004 lo hizo presentando la teoría de la “cola larga” (Long Tail) en la cual establecía que Internet había permitido el nacimiento de un nuevo tipo de negocio, basado en la acumulación de pequeñas ventas de muchos productos que terminan superando en ganancias a la simple venta de productos de alto rendimiento. Algo así como lo que hace Amazon, que vende millones de dólares en libros y productos muy específicos que una empresa tradicional simplemente nunca pondría en vitrina, por ser muy de nicho.

La otra teoría fue “Gratis” (Free) en la cual establecía que el futuro de los negocios estaba en no cobrar el valor de los productos al usuario final, pero sí creando maneras novedosas para aumentar la publicidad en ellos, de manera que estas inserciones terminaran pagando el valor de los mismos. Algo que Google hace muy bien, pues no cobra por usar su motor de búsqueda pero la publicidad que adjunta en cada rastreo le permite alcanzar ganancias astronómicas.

Para este año, presenta “la nueva, nueva economía”. Así, en la revista de junio establece que la era de los grandes conglomerados se terminó y que el futuro de los negocios está compuesto por más emprendimientos, menos gigantes y oportunidades infinitas.

Anderson toma la crisis como ejemplo de que donde grandes compañías demostraron no sólo ser lentas y poco operativas, sino que además necesitan grandes sumas de capital para operar. Por eso, apuesta por un futuro de pequeñas compañías en que, gracias a la Internet, los procesos se dividirán y serán más efectivos.