Essena O’Neill sorprendió al mundo al desenmascarar el mundo de Instagram y sus fotos perfectas. La modelo australiana, famosa en el mundo digital, borró casi 2 mil selfies y cambió los textos, explicando todo el trabajo que había detrás de cada una de ellas. También subió un video a su cuenta de YouTube explicando los motivos […]

  • 4 noviembre, 2015

essena

Essena O’Neill sorprendió al mundo al desenmascarar el mundo de Instagram y sus fotos perfectas. La modelo australiana, famosa en el mundo digital, borró casi 2 mil selfies y cambió los textos, explicando todo el trabajo que había detrás de cada una de ellas. También subió un video a su cuenta de YouTube explicando los motivos para renunciar a las redes sociales. Y hoy, borró definitivamente su cuenta de Instagram —donde tenía 712.000 seguidores— al darse cuenta que su mensaje a los adoelscentes sobre la adicción a los likes y a los follows había sido desvirtuado.

O’Neill había explicado que “las redes sociales no son la vida real”, pro al parecer no provocó el impacto que buscaba. Incluso algunos sugirieron que se trataba de una campaña estratégica para hacerse más famosa. La australiana subió un video a su página web titulado Let’s talk about something more important than me, please? (Hablemos de algo más importante que yo ¿por favor?) donde asegura que la historia se ha difundido como la de una adolescente que culpa a las redes sociales de sus problemas. Ella habría preferido que se hablara de las preguntas que plantea sobre la transparencia de las plataformas digitales o de una adolescente que se refiere a la realidad detrás de una vida constantemente editada.

Muchos medios y usuarios pensaron que solo se trataba de una famosa digital que se había aburrido de estar pendiente de sus redes y sus likes, pero lo que O’Neill realmente intenta decir es que nada de lo que había en sus fotos era natural o real y que su generación está demasiado preocupada de mirar fotos ajenas en vez de enfocarse en el futuro y sus problemas reales. Además, “las redes sociales están matando la creatividad”, dijo la australiana en un intento por inspirar a adolescentes. Las fotos perfectas de algunos de los usuarios más populares de Instagram son parte de un negocio que requiere mucho trabajo para que se vean espontáneas y reales. El mejor ejemplo es la misma Essena: entre más exitosa parecía la modelo, más miserable era.

instagram