Según el Foro Económico Mundial, en 2025 los robots cumplirán el 52% de las tareas profesionales corrientes. Sin embargo esta “revolución” robótica creará 58 millones de nuevos empleos netos durante los próximos cinco años, lo que involucra modificaciones a nivel educacional.

  • 2 octubre, 2018

El Cognitive Assets Global Head of Strategy and Offerings de IBM Global Business Services, Jesús Mantas, asegura que la mayor preocupación de los chilenos y de las empresas en nuestro país es que no hay suficiente gente que este habilitada para los nuevos empleos ligados a la transformación digital.  El ejecutivo visitó Chile y conversó con Revista Capital sobre esta carrera tecnológica que pareciera todavía estar recién estar comenzando.

 

-¿Qué empresas son las que se ven más afectadas por la transformación digital y la inteligencia artificial?

-“Hace dos años, la transformación digital se creía que iba a tener mucho más impacto en las compañías nativas digitales, y que las compañías establecidas iban a estar en problemas.  Ahora el 72% a nivel mundial, y es consistente con Chile, dice que realmente la transformación digital esta empezando a pasar las empresas establecidas y esas son las que van a crear el mayor impacto. Lo siguiente de la implicación de esa transformación digital. El tema de los skills requiere una transformación y no solo de trabajo, sino que permanente del sistema educativo. Lo que esta transformación digital trae es que no solo se aprenda una vez y ya está. La mayoría de las empresas están creando sistemas para enseñar de una forma interactiva permanentemente a los empleados y en ese punto Chile está más preocupado que el resto del mundo”.

 

-¿Y comparado con el mundo?

-“El resto del mundo el 56% mundialmente dice que un factor muy importante van a ser las habilidades, los skills, para la digitalización. En Chile es el 69%. A nivel mundial es el factor número tres de preocupación, junto con regulación y con factores tecnológicos. En Chile es el factor número uno. La mayor preocupación de los chilenos y de las empresas en Chile es que no hay suficiente gente que este habilitada y cómo hacemos para habilitar a más gente para desarrollar esos trabajos nuevos”.

 

-¿Cuáles son los empleos tendrán cambios?

-“Hay dos bolsas de trabajo, una son los empleos repetitivos, que son los más afectados por la automatización y la inteligencia artificial. Va a haber menos de esos trabajos, pero van a haber trabajos nuevos, que no existían antes. Hace veinte años el trabajo de analista forensa de ciberseguridad no existía. Hoy, hay miles de trabajos que no pueden encontrar gente. El mayor cambio va a ser que incluso en los trabajos que existen, se va a modificar porque va a haber un contenido tecnológico mucho mayor en la mayoría de las profesiones, tanto si eres una enfermera como si eres un abogado. La tecnología va a cambiar las habilidades que tienes que aprender para practicar esa profesión. Esa es la migración: va a haber menos trabajos donde sean repetitivos, digamos mecánicos que se puedan automatizar.  Van a haber muchos más trabajos cognitivos”.

 

-¿Hay prioridad en los cambios que deben ocurrir ante la masificación del uso de IA?

-“Hay muchos cambios que tienen que ser urgentes. Hay una serie de trabajos que van a desaparecer, pero también una serie de trabajo que van a crear y el neto es positivo. A la gente le gusta mucho hablar de la parte primera, pero hay una serie de trabajos que esta tecnología va a traer. Lo que realmente existe es una migración. El mayor cambio en el sistema educativo es que el modelo de aprendizaje va a cambiar en los próximos 15 años para todos nosotros. El modelo de hoy, con el cambio de tecnología tan acelerado, no funciona. No funciona porque hace 25 años, el tiempo medio del conocimiento de un ingeniero en la universidad era 25 años y hoy es tres años. El mayor cambio que tienen que hacer las universidades es agilizar complemante el currículum, el formato de educación y hacerlo permanente. Y nos tenemos que acostumbrar al modelo interactivo de aprendizaje, en que todos vamos a tener que tomar conciencia que parte de nuestro trabajo va a ser aprender, que las empresas tienen que proveer sistemas para que aprendamos, porque es la única forma en la que vamos a poder ser productivos”.

 

-¿Hay fecha de término para realizar estos cambios?

-“Esto es el principio de un cambio de 15 años. Es un cambio muy sistémico y la mayoría de los países están al principio de este cambio y las universidades están intentando crear estrategias para entender qué es lo que van a hacer. Esta muy en principio”.