En 2016, el uruguayo Martín Espósito construyó la primera escuela 100% ecológica y sostenible en Uruguay. Tras el éxito, creó otra en Argentina y en marzo, inauguraría una en Chile: se llama Escuela Básica de Lo Zárate, se emplaza en la V Región y tiene capacidad para 50 alumnos. Pero el coronavirus cambió sus planes. “Parte del equipo tuvo que correr a sus países porque se cerraban las fronteras. No podíamos creer que no veríamos a los niños entrar”, confiesa.

  • 4 mayo, 2020