Su flamante estreno en Latinoamérica no alcanza para terminar con el complejo momento que vive donde de verdad importa, en Wall Street. Por Federico Willoughby Olivos.

  • 7 octubre, 2011

Su flamante estreno en Latinoamérica no alcanza para terminar con el complejo momento que vive donde de verdad importa, en Wall Street. Por Federico Willoughby Olivos.

El 18 de septiembre, Netflix sorprendió con el anuncio de que, en un corto tiempo, la empresa se dividiría en dos servicios. Uno, que se seguirá llamando Netflix, se dedicará exclusivamente al streaming de películas y el otro, bautizado como Qwikster, se hará cargo de toda la operación de delivery de dvds por correo (servicio con el que Netflix partió hace 14 años y en el que se consolidó como líder en la distribución de películas a domicilio… y de pasó mató al modelo de suscripción tipo videoclub).

La idea no sólo llamó la atención porque nadie se la esperaba sino porque llegó a través de un correo que el CEO de la compañía, Reed Hastings, mandó a todos los usuarios y que partía dando una larga excusa por lo mal que se habían manejado las cosas en la empresa en los últimos meses. En rigor, Hastings se refería al plan emprendido a principios de año para cambiar agresivamente las tarifas y el que se llevó a cabo sin más que un aviso por mail que ni siquiera explicaba las razones; algo que cayó terriblemente en muchos usuarios, que no dudaron en cerrar sus cuentas.

Hay que aclarar que Netflix vive un momento complejo. De partida, Amazon está ofreciendo una gran cantidad de películas y series a sus clientes prime; iTunes, si bien tiene otro modelo, cuenta con un catálogo superior y por último están los servicios de streaming ilegales (léase Cuevana), que también los complican. Ni hablar de las propias ofertas que tienen las compañías de cable y satélite en EEUU, muchas con catálogos y opciones bastante atractivas.

Así, se entiende la frase de Hastings en su mensaje electrónico, reconociendo que estaba ad portas del momento más complejo en la historia de Netflix, el que tiene que ver con ser capaz de pasar del mundo físico al mundo digital. Es decir, del dvd al streaming. Algo que empresas como la librería Borders o AOL, en su formato de proveedor de Internet, no pudieron lograr.
Por ahora, el valor de la acción de Netflix sigue a la baja (desde julio su valor bursátil ha caído en un 57%, perdiendo 9 mil millones de dólares) y hay serias dudas sobre si el actual CEO es la persona para dirigir la empresa, en tanto que no son pocos los que ven a Google como el comprador ideal para el servicio.

Netflix está decidido a dar la pelea. De hecho, la separación de servicios es vista por los analistas como una manera de deshacerse de un negocio que va a desaparecer en el corto plazo (la distribución de dvds), mientras la empresa acaba de anunciar un acuerdo millonario con Dreamworks para incorporar sus películas a un catálogo que necesita de manera urgente un mejor contenido.


Startup
Visa para emprendadores

Buenas noticias para los emprendedores que lo están intentando en Estados Unidos: cada vez está más cerca de aprobarse la Startup Visa Act, un proyecto de ley que John Kerry y Richard Lugar presentaron al senado y que pretende ayudar a que extranjeros que tienen empresas y están aportando con trabajos puedan quedarse en Estados Unidos.

De acuerdo a la ley, los emprendedores podrán recibir visas de hasta dos años si sus startups han recibido al menos 100 mil dólares en capital. En esos veinticuatro meses deben producir al menos cinco trabajos y medio millón de dólares de ganancia para optar a la greencard. La ley también se extiende a graduados de matemáticas e ingeniería que hayan generado al menos 100 mil dólares en ventas para sus empresas. Cuenta con apoyo transversal y es parte de los estímulos enfocados a aumentar la escuálida cantidad de trabajos que se están generando en Estados Unidos. http://startupvisa.com/


Links

worksmartlabs.com/calorific/ Esta aplicación (disponible para iPad y Android) permite con sólo dos clicks ingresar la información de lo que uno va comiendo. Con eso, más ciertos datos personales, Calorific entrega feedback sobre la calidad de las porciones, si son los alimentos perfectos y una serie de tips que, de hacerles caso, permitirán al usuario bajar eso kilos extras de cara al verano. gpstuner.com. Aquí la joyita es Outdoor Navigation, que le saca provecho a los GPS de los smartphones. Con mapas propios, sirve tanto para la ciudad como para el campo y entrega datos de lugares a donde ir, caminos e imperdibles en la ruta. Además de, claro está, conectarse a las redes sociales para decirle a todo el mundo que sí, usted sale de la oficina. www.float.com. Simple herramienta para guardar todos los artículos que tenemos pendientes en la web en una sola carpeta, que se sincroniza con nuestros teléfonos de manera de tener siempre a manos ese artículo que “íbamos a leer cuando tuviéramos tiempo”. Permite además compartir links de artículos vía Facebook y twitter, haciendo todo más social.

Futuro

Lavadora 2.0 Lee Wei Chen, estudiante de la Clever Kingston University, desarrolló una lavadora pensada para matar el tiempo entre los ciclos, el remojo y el secado. Original y totalmente adictiva, junta un juego de Arcade como los que veíamos en los Delta con una lavadora. Simplemente perfecto.