La feria internacional de arte contemporáneo tuvo que cerrar sus puertas debido al Covid-19. Sin embargo, entre mayo y junio realizarán una versión online mediante Artys, plataforma estadounidense líder en ventas de arte contemporáneo.

  • 15 mayo, 2020

El 12 de marzo la feria internacional de arte contemporáneo Ch.Aco, anunció que postergaría su versión 11° del evento, que originalmente se iba a realizar entre el 25 y 29 de ese mes en el Parque Bicentenario. Aunque para ese entonces las medidas de distanciamiento social no eran tan restrictivas, Elodie Fulton, directora de la feria, dice que en este rubro hay que tener un poco de intuición: “Había que considerar la logística de esta feria internacional, la gente se aloja en hoteles, viene en aviones. La libertad de llegar y de irse, se veía complicada, asique había que suspender”. La decisión se tomó de manera urgente ya que el 13 de marzo comenzaban a montar parte de la infraestructura.

Con la idea tomada, Fulton cuenta que comenzaron a ver alternativas relacionadas con la tecnología de manera inmediata. Tomando de ejemplo Art Basel en Hong Kong, o ArteBA de Buenos Aires, decidieron que Ch.Aco realizará este año la feria online para sus 35 galerías participantes a través de la plataforma estadounidense Artsy, una de las líderes internacionales en ventas de arte contemporáneo.

Si para el evento en el Bicentenario esperaban llegar a alrededor de 20.000 personas, a través de la Artsy el número aumentaría a 150.000. “Necesitábamos una plataforma con visibilidad exponencial. Esto además nos va a acercar a comunidades que no son de la línea editorial de la feria. Va a ser interesante”, dice la directora.

Esta versión online no pretende reemplazar la tradicional feria que se realiza en nuestro país desde el 2009, sino que es una alternativa a la crisis, para que las galerías puedan seguir mostrando el trabajo de los artistas y continuar con el propósito de desarrollo y la visibilidad del arte local. “El arte contemporáneo es el patrimonio de mañana. Jugar con la tradición y el arte contemporáneo es importante para generar historia”, dice, y agrega: “Si la gente es capaz de comprar de todo por internet, por qué no arte. No estamos inventando algo nuevo, estamos haciendo lo que las mejores ferias del mundo hacen”.