Juegos, noticias, salud, consumo, deportes, finanzas, videos y hasta detectores de fantasmas. En plena efervescencia está el mercado de las aplicaciones para teléfonos móviles y tabletas. Sólo para Google Play, que soporta los sistemas Android, se han desarrollado unas 500 mil en el mundo, mientras que para Apple de iOS ya van otras 600 […]

  • 18 noviembre, 2013

 

Juegos, noticias, salud, consumo, deportes, finanzas, videos y hasta detectores de fantasmas. En plena efervescencia está el mercado de las aplicaciones para teléfonos móviles y tabletas. Sólo para Google Play, que soporta los sistemas Android, se han desarrollado unas 500 mil en el mundo, mientras que para Apple de iOS ya van otras 600 mil. Y la humanidad sigue generando –y demandando– cada días más.

Desde diversas partes del mundo ingenieros, programadores, desarrolladores y curiosos autodidactas buscan satisfacer la insaciable demanda por información, productividad, entretención y contenidos, principalmente para los ecosistemas de Google y Apple.

Según el reciente estudio “La Economía de las Apps”, de South Mountain Economics, en los próximos años el mercado de las aplicaciones alcanzará nada menos que 46 mil millones de dólares, casi un cuarto de todo lo que anualmente produce Chile.

Cada vez las aplicaciones tendrán más presencia en la vida diaria. Y Chile no se ha quedado atrás. Aunque tímidamente, cada vez se crean y desarrollan más aplicaciones. Desde juegos hasta sitios corporativos. “En el país hay mucho talento, pero pocas oportunidades y ayudas para desarrollarlo”, es la queja constante de quienes trabajan en el sector.
Según los desarrolladores, la creación de apps pasa por una mezcla de factores que incluyen una idea interesante, una buena ejecución y –por qué no decirlo– una gota de suerte.

Ojo con esta app

Movidreams

Fundada en 2005 por Federico Saavedra, Humberto Lobos y Alon Shats, Movidreams S.A. ha desarrollado aplicaciones propias y para clientes como la Policía de Investigaciones, que ganó el premio “Guía Digital 2012” que entrega el Gobierno.

Según Alon Shats, para que una aplicación sea atractiva, “es vital que tenga un diseño de alta calidad y con flujo pensado en el segmento objetivo de la aplicación”.

A principios de octubre, la firma lanzó la que creen es la aplicación más potente que alguna vez se ha desarrollado en Chile: MD EyeCare, una app que realizaron en conjunto con la oftalmóloga María Eliana Manquez que usando la cámara del teléfono, permite la detección temprana de cáncer ocular en niños.

Junto con la creación de aplicaciones móviles, Movidreams se dedica al desarrollo e innovación de tecnología móvil para empresas en distintos rubros.

Vender conceptos

Bowl

Bowl no es una productora de aplicaciones, pero sí la agencia que ha estado detrás de varios conceptos como Descorchados y Lanza Toddy. Ambas apps son muy distintas entre sí; la primera, es un catálogo de vinos que lleva más de 13 años publicándose en papel y que el año pasado saltó al mundo digital. Hoy registra más de 10 mil descargas.

Lanza Toddy, en cambio, es un juego que fue desarrollado para el lanzamiento del producto Toddy Chocball de Pepsico, que usaba la realidad aumentada para intervenir el entorno real los jugadores. Ambas aplicaciones fueron creadas para los ecosistemas iOS y Android.

Sus socios, Juan Pablo Tapia, Cristián Labarca y Alicia Maldonado, fundaron la compañía en febrero del 2010 y ya tienen 31 empleados. “Creo que lo mínimo es entender al usuario, por muy buena que sea la aplicación si no presta ninguna utilidad será muy difícil que el usuario la utilice. Porque un tema es la descarga y el otro es que la aplicación se use”, explicita Labarca.

Matemáticas para el mundo

Tutinova

Desde Concepción, Tutinova ha ganado reconocimiento global gracias a “Math Racing Turbo”, una carrera de matemáticas en la que el jugador debe contestar correctamente para avanzar. Hasta la fecha registra más de 300.000 descargas y ha sido top one en Egipto y los Emiratos Árabes Unidos. “A través de publicidad generó hasta 150 dólares por día”, cuenta entusiasmado Erich Grüttner, dueño y director de la firma.

Tutinova también desarrolló Amukán, una aplicación gratuita para la enseñanza del mapudungún, que a la fecha suma más de 10.000 descargas.

Con un equipo variable de entre 3 y 6 personas, la firma que partió en febrero de 2011, lanzó hace algunos meses el juego Math Prix para la plataforma de los Smart Tv de LG.

Según Grüttner, para que una aplicación pueda ser considerada innovadora debe, como mínimo, “atender una necesidad no cubierta o presentar una nueva forma de atenderla. Por ejemplo, existen muchas aplicaciones que sirven de despertador y lo común sería mostrar un reloj y permitir algunos ajustes, pero las verdaderas aplicaciones innovadoras analizan el sueño (en base a los movimientos y la respiración del usuario) y buscan la mejor forma de despertarlo”, sostiene.

Para la empresa

Patagonialabs

Fundada el 14 de Febrero del 2011, por Giancarlo Rotta y Javier Echenique, Patagonialabs fue seleccionada hace dos meses como uno de los cincuenta emprendimientos con mayor potencial que se presentaron en la feria de emprendimiento tecnológico Websummit de Berlín.

“Presentamos UBQTi que es una aplicación móvil que optimiza procesos que ocurren fuera de la empresa, sean éstos de despacho, fuerzas de venta, instaladores, tomadores de datos, etc.”, dice el gerente de ventas de la firma, Nicholas Hume.

A la fecha, Patagonialabs ha realizado aplicaciones para todas las plataformas y sus diferentes versiones, completando así un total de 32 para iOS, 24 para Android, 16 para Windows Phone y otras 62 para Blackberry, Nokia y Palm.

De todas, hasta ahora las más exitosas han sido Pre School Farm, Chilean Miner y CDF para Android. “Creemos que más allá de estos componentes, siempre hay que tener claro que una aplicación es finalmente una herramienta más para las personas y que ésta tiene que ser útil para ella, una herramienta que te ayude a comunicarte mejor, entretenerte, informarte, etc.”, sostiene. •••