Las epidemias de los virus Zika y Chikungunya, ambas transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti, serán mayores en el verano de 2016/2017 de lo que fueron en la última temporada, afirmó la semana pasada el director regional de la Fundación Oswald Cruz (Fiocruz) de Mato Grosso do Sul, Rivaldo Venâncio. Según el especialista en medicina […]

  • 5 diciembre, 2016

ABC_Zika

Las epidemias de los virus Zika y Chikungunya, ambas transmitidas por el mosquito Aedes Aegypti, serán mayores en el verano de 2016/2017 de lo que fueron en la última temporada, afirmó la semana pasada el director regional de la Fundación Oswald Cruz (Fiocruz) de Mato Grosso do Sul, Rivaldo Venâncio.

Según el especialista en medicina tropical, quien participó de un seminario de dengue, chikungunya y zika en la Escuela Nacional de Salud Pública de la entidad, el número de casos este año ya subió significativamente en relación con el año pasado.

“En 2015, se identificaron 38 mil casos de zika y de chikungunya. Este año, el número subió de manera impresionante hasta los 255 mil. Sólo en el estado de Río, ya hay más de 15 mil casos detectados hasta octubre. Claro que durante los meses en que el calor fue menor y con menos lluvias, la velocidad de transmisión disminuyó, pero ahora estamos a punto de entrar al verano. Y, con eso, vuelven las altas temperaturas y las lluvias intensas, que son condiciones más ideales para la proliferación del virus”, sostuvo.

El investigador destacó que, dado que Brasil aún no combate estos virus de la manera adecuada, “una epidemia aún mayor se prevé para los próximos meses”.

El objetivo del seminario fue discutir una propuesta para la capacitación de profesionales del área de salud en el abordaje de los tres virus.

Según el experto, la transmisión de la fiebre de mayaro por el mosquito Aedes Aegypti aún no puede ser confirmada. El investigador explicó que el virus es transmitido mayoritariamente por mosquitos silvestres, conocidos como Haemagogus. Se trata de una enfermedad infecciosa aguda causada por virus, que provoca síntomas similares a los del chikungunya.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.