Tomada por “instagramers” de todo el mundo, la pintoresca y colorida calle se ha convertido en un punto turístico de la capital francesa tan visitado como la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo. “Se ha tornado un infierno” dicen sus vecinos que piden al municipio cerrarla.

  • 25 marzo, 2019

La Rue Crémieux de París, se ha convertido en el escenario favorito de quienes buscan la foto perfecta. Sus bellas y coloridas casas atraen a cientos de turistas a diario, pero los vecinos están hartos. No quieren más turistas en sus puertas, por lo que pidieron al ayuntamiento que cierre el acceso. Dicen estar cansados del ruido y el poco respeto que muestran los visitantes.

La pintoresca y colorida calle adoquinada es hoy tan visitada como la Torre Eiffel o el Arco del Triunfo. Su arquitectura de casas de colores pastel y plantas que decoran las puertas de los vecinos, atraen a visitantes que no dudan en sentarse en las entradas de las casas, posar en sus ventanas o grabar largos videos musicales con coreografías.

A principios de marzo, la asociación de vecinos de la calle pidió al Ayuntamiento de París que cierre el acceso a la calle a quienes no sean residentes, al menos, durante las noches y fines de semana. Sobre todo ahora, que se acerca la temporada alta en el hemisferio norte.

Uno de los vecinos de la calle, creó la cuenta de Instagram Club Crémieux donde denuncia las situaciones más insólitas que deben vivir sus habitantes como abrirse paso para entrar a sus casas o tener personas fotografiando sus fachadas a toda hora.