La electromovilidad sigue su avance que parece imparable, pero algo lento. Por ello, marca un hito los avances que se dan en torno al acuerdo público – privado firmado en Chile en 2018 para promover la movilidad limpia sustentada en electricidad.

  • 12 julio, 2019

Es la casa japonesa Nissan protagonista en este escenario, ya que en conjunto con ENEL X y la Agencia de Sostenibilidad Energética, puso en marcha esta semana, ell primer sistema de carga bidireccional en Latinoamérica. El proyecto se realizó en las oficinas de la Agencia de Sostenibilidad Energética, organismo dependiente del Ministerio de Energía.

El sistema denominado V2G por “Vehicle-to-Grid” o “vehículo conectado a la red”, es el primero de su categoría en ponerse en funcionamiento a nivel latinoamericano. Contempló la instalación de un sistema de paneles solares de 3kw de potencia y la utilización permanente del vehículo 100% eléctrico del fabricante nipon, Nissan LEAF.

El sistema V2G, permite cargar la batería de un auto eléctrico al igual que un cargador convencional, pero además deja extraer energía desde la batería del vehículo para ser utilizada por la fuente de consumo más cercana, en este caso para alimentar los consumos eléctricos de las oficinas de la Agencia de Sostenibilidad Energética.

Francisco Medina, gerente de Vehículos Eléctricos de Nissan Chile, sostuvo que “el proyecto de la Agencia de Sostenibilidad Energética es innovador, ya que por primera vez se podrá realizar el ejercicio de contar los flujos bidireccionales desde la batería del vehículo eléctrico hacia la unidad de almacenamiento instalada en las dependencias de la Agencia, que durante las horas pico contribuirá como fuente de generación de energía”. Agregó además que: “En Nissan estamos orgullosos de ser parte de una iniciativa tan importante como ésta, sobre todo considerando que Nissan LEAF es el único auto eléctrico con la tecnología V2G”.

La Agencia medirá los datos de funcionamiento del sistema y los vehículos, mediante cuatro medidores bidireccionales que registran cuatro variables: consumo y entrega de energía desde el vehículo a la casa, generación solar, consumo de la casa y aporte de la red. Esta información servirá para cuantificar la contribución de un vehículo eléctrico a la casa, niveles de consumos de energía eléctrica, el efecto de extraer energía de la batería del vehículo respecto a la vida útil de esta, entre otras variables que resultarán claves para la masificación de esta tecnología.