El socio de EmpreDiem, Sebastián Rodríguez, se encontraba siempre con el mismo problema. A los emprendedores con los que trabajaba a través de su programa Mentores de Impacto les costaba crecer, dedicaban mucho tiempo y energía a mejorar sus productos, pero no se concentraban en la venta. Algunos no sabían cómo hacerlo. Cuando se acercó […]

  • 10 mayo, 2019

El socio de EmpreDiem, Sebastián Rodríguez, se encontraba siempre con el mismo problema. A los emprendedores con los que trabajaba a través de su programa Mentores de Impacto les costaba crecer, dedicaban mucho tiempo y energía a mejorar sus productos, pero no se concentraban en la venta. Algunos no sabían cómo hacerlo. Cuando se acercó a Sistema B, se dio cuenta de que compartían el mismo dolor: no existía un espacio donde las pequeñas empresas pudieran vincularse con las grandes y generar negocios. Fue así como decidieron aliarse.

En 2017, Javier Bazán había recién llegado a Sistemas B y había visto el potencial de una ronda de negocio que se había realizado en el marco del encuentro +B anual en Medellín. Bazán y Rodríguez decidieron armar la primera rueda de negocios en conjunto, en el marco de la feria de emprendimiento Creo en Chile en Espacio Riesco en junio de 2017, y luego replicaron la experiencia ese mismo año en el Festival de Innovación Social (FIIS). El modelo funcionaba, pero tenían que armar un modelo de negocio para que el proyecto fuera sustentable. Así nació Negocios con Impacto, que busca cambiar la manera de hacer negocios a través de instancias de encuentro entre diferentes empresas. Partieron a tocar la puerta de algunas corporaciones para hacerlas parte de las rondas y encontraron varios interesados ese año: Pro Chile, Corfo, Mall Plaza, Julius Baer, Banco Estado, Caja los Andes, y este 2019 se sumó Sofofa, Lo Barnechea y Sercotec. 

Fueron cuatro las rondas que realizaron el año pasado. Dos en Santiago, una en Coquimbo y la otra en Puerto Varas que tuvo carácter internacional, con la participación de 12 países, porque se realizó en el marco del encuentro +B mundial que se desarrolló en esa ciudad. Y fue tal el éxito que hoy hay interesados en replicar el modelo en Australia, Argentina y Colombia.

Lo inédito de esta iniciativa, explican sus fundadores, es que a través de la plataforma, las empresas pueden agendar reuniones de negocio –de 20 minutos cada una– dos semanas antes con sus contrapartes, a través de una tecnología que permite hacer match, es decir, es una especie de Tinder de los negocios: si la otra compañía también está interesada, se confirma el encuentro. Así llegan a la ronda con la agenda ya definida.

Otra particularidad es el contexto de la reunión: “Hay paneles de conversación enfocados en el triple impacto y la dinámica que se genera es que todos somos iguales y necesitamos colaborar para que nuestros negocios crezcan. Es bien horizontal la relación y diferente de lo que pasa en otras ruedas de negocio”, explica Rodríguez. El 15 de mayo se realizará en el Centro de Eventos CIS en Lo Barnechea la primera ronda de negocios del año, a la cual asistirán cerca de 200 empresas de diferente tamaño. Este 2019 se realizarán cinco más durante el año en Arauco, Concepción, Coquimbo, Araucanía y Santiago.