Todo comenzó en 2013, cuando Felipe Quezada Medina tuvo un accidente en moto y sufrió de una lesión en el codo izquierdo que lo tuvo más de seis meses en rehabilitación y recuperación. Ahí fue cuando se dio cuenta de que existía un problema en los centros de salud. La poca motivación de la gente, […]

  • 2 agosto, 2019

Todo comenzó en 2013, cuando Felipe Quezada Medina tuvo un accidente en moto y sufrió de una lesión en el codo izquierdo que lo tuvo más de seis meses en rehabilitación y recuperación. Ahí fue cuando se dio cuenta de que existía un problema en los centros de salud. La poca motivación de la gente, e incluso de él, por asistir a estas terapias, lo impulsó a crear un videojuego que solucionaría estos problemas.

Hoy es el director y fundador de Kinemotion, una plataforma interactiva para la rehabilitación de pacientes a través de videojuegos terapéuticos desarrollados, para que así el proceso sea entretenido y estimulante. “Es una innovación incremental porque funciona como un netflix de rehabilitación. Vamos agregando más terapias interactivas y videojuegos de rehabilitación para más enfermedades”, explica.

El objetivo principal de esta iniciativa, destaca Quezada, es ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas. Conectar con más pacientes para que se rehabiliten o hagan ejercicios o terapias, para que puedan recuperarse y llegar a una mejor vejez.

Está dirigido a niños, jóvenes y adultos mayores con dificultad en la movilidad, y a personas con lesiones músculo-esqueléticas, vestibulares y neurológicas, por ejemplo, con secuelas de accidentes cerebrovasculares, párkinson, alzhéimer, esclerosis múltiple, enfermedades neuromusculares. Asimismo, ayuda a estimular la motricidad, entre otros.

La innovación funciona como un servicio de arriendo, con un plan mensual o anual, para el uso y licencia de Kinemotion, a diferentes hospitales, clínicas y servicios de salud. “Nosotros no reemplazamos a un médico ni a un kinesiólogo, sino que los ayudamos para que puedan tener más pacientes y para que estos logren sus objetivos en la sesión de recuperación”, explica Quezada.

Ya cuentan con ocho videojuegos que se adaptan según las necesidades del paciente, y la plataforma guarda los datos y progresos obtenidos durante las terapias, los que automáticamente se suben a la nube. Esto facilita el acceso de la información desde cualquier plataforma.

Hoy, el servicio se encuentra en varios centros de atención de Concepción, y recientemente llevaron el programa a Santiago en el Hospital San Borja. De momento, se encuentran en la búsqueda de inversionistas y de más centros de salud interesados, para poder ampliarse a más sectores del país.