Todo comenzó con un juego y hoy tiene una cuenta en Instagram con más de 46.000 seguidores.

  • 15 enero, 2019

Hace seis años, la estadounidense Marie McGory (28) le pidió a una amiga que dibujara una jirafa con los ojos cerrados en un cuaderno y obtuvo un muy buen resultado. Fue así como comenzó a pedirle a colegas, familiares y amigos que participaran de su juego, el que tiene solo dos reglas: dibujar una jirafa y debe ser con los ojos cerrados.

McGory había realizado esto por su cuenta en la escuela LaGuardia, en Nueva York. Al no tener muchas habilidades en el dibujo, jugaba a intentarlo con los ojos cerrados para obtener nuevas perspectivas. “Los humanos son tan creativos y capaces de hacer arte realmente asombroso y a veces ni siquiera nos damos cuenta”, cuenta la creadora de @closedeyegiraffe a Revista Capital. 

McGory nunca pensó que pasaría de su grupo de amigos. “Al principio solo dejaba que la gente hiciera una jirafa y eso era todo, así que siempre teníamos que buscar nuevas personas, y las nuevas personas aportarían nuevos ángulos o características o formas de ver una jirafa que aún no había visto. ¡Simplemente nunca pasa de moda! Si alguna vez dejara de ser divertido, dejaría de hacerlo, pero ese día aún no ha llegado”, cuenta seis años despiés de haber comenzado.

@closedeyegiraffe tiene más de 46.000 seguidores e incluso la cuenta verificada de Instagram realizó un video sobre su idea, explicando cómo nació y promocionando su cuenta.

En algunas de sus publicaciones, McGory ha interactuado con sus seguidores preguntándoles desde donde la siguen. Uno de ellos -en el que postea una imagen de un dibujo del año 2013- tiene respuestas de usuarios de Alemania, Inglaterra y diferentes lugares de Estados Unidos como Nueva York, California y Phoenix.

“No estoy segura de por qué la cuenta se ha vuelto tan popular. La idea del proyecto es tan simple, tan accesible. Cualquiera puede ser parte de ello. Pero algo al respecto, al ver un arte que es hermoso, único y divertido, pero no hecho solo por artistas, sino también por maestros, cirujanos  o niños. Espero que la gente venga a encontrar un rincón de Internet alegre, creativo y divertido. Y enamorarme de las jirafas, como lo he hecho a lo largo de este proyecto”, dice McGory.