La cadena de producción no ha estado exenta de obstáculos. Sin embargo, la creadora del producto fenómeno de la Navidad dice estar esperanzada de llegar con los duendes a tiempo. Y prepara una sorpresa ligada a la educación.

  • 13 mayo, 2020

“Pese a que en China se levantó la cuarentena por el brote de COVID19, existe un fuerte temor por un rebrote lo que aumenta la incertidumbre en múltiples áreas”. Bernardita Astaburuaga, socia de la agencia Zona Marketing Digital, que fabrica desde hace ocho años los anhelados Duendes Mágicos está preocupada por el escenario mundial. Como la mayoría de importadores de productos desde China, ha tenido que enfrentar grandes desafíos y ajustes en la cadena de operaciones. Esa incertidumbre, dice, generó un exceso de demanda por servicios de empresas de transporte, cierre de operaciones de productores pequeños y medianos debido a insolvencia financiera por cese de pagos y contratos laborales medianos. Gracias a Dios no nos vimos afectados.

En 2019 más de un millón de peluches fueron fabricados, cosidos y embalados en containers que navegaron 45 días desde China hasta llegar a nuestro país. Una vez aquí, duendes y Rancitos Dulces Sueños fueron revisados uno a uno antes de ser cuidadosamente empaquetados para finalmente instalarse en las tiendas donde los niños los buscan hace ya siete años.

En estos momentos, la empresa, cuenta con la ventaja de tener una oficina propia en la ciudad de Shanghái que les permite controlar in situ la producción, prever escenarios para actuar rápido en el caso que de tener que hacer algún cambio de fábricas, fiscalizar la movilización de cargas, hacer las gestiones ante Aduanas e instituciones gubernamentales y contratar personal en caso de requerirlo. Pero, pese a que son capaces de hacer frente a cientos de impasses, el hecho de que su plana directiva no haya podido viajar al gigante asiático a principios de año como lo hacen hace seis, no fue una buena noticia.

“Una de las preocupaciones más importantes”, comenta Astaburuaga, “fue la reactivación de la producción en las fábricas con las que trabajamos ya que los trabajadores debían retornar a sus fuentes de trabajo después del Año Nuevo Chino (se estima que se movilizan 400 millones de personas dentro del país para esa fecha) y no todos pudieron hacerlo porque se cerró el acceso a algunas ciudades”.

Eso no solo impactó el trabajo de las fábricas, cuenta, sino al resto de proveedores y actividades relacionadas como laboratorios de testeos y pruebas, la frecuencia de las empresas navieras, programación de despachos y recojo de carga, trámites aduaneros en origen y todo lo relacionado en el proceso de la cadena de abastecimiento.

Además, respecto al transporte internacional de bienes, existen fuertes restricciones de movilidad entre ciudades, por lo que la compañía no tiene certeza de cuándo se normalizarán y se retomará el normal funcionamiento de las aerolíneas.

Pese a todo, su dueña está esperanzada y espera cumplir con las metas internas establecidas. Para ello, la reinvención y la incorporación de la tecnología fue sustancial.

Nueva herramienta

Dentro de las próximas semanas llegarán los Ratoncitos Dulces Sueños que acompañan a los niños en el fenómeno de la caída de los dientes. Para septiembre se estima el arribo de los duendes mágicos. Este año La Zona desarrolló junto a C-Educa – programa educativo musical para la infancia orientado a niños, apoderados, directores y educadoras de jardines infantiles y educación primaria- una app que ofrece una innovadora Biblioteca Digital de contenidos presentados en forma de fichas pedagógicas enriquecidas con música, a través de las cuales las educadoras en formación pueden promover experiencias de aprendizaje lúdicas para potenciar habilidades y talentos. Esto, como una herramienta adicional para enfrentar el impacto que el Covid ha tenido en la educación y la estabilidad emocional de los padres y niños en estos momentos.

A través de un código QR impreso en el packaging del producto, pondrán a disposición una biblioteca digital única de contenidos presentados en forma de fichas pedagógicas enriquecidas con música seleccionada por equipos de expertos en educación, cuyo contenido está filtrado solamente para niños.