Los últimos modelos SUV que ha lanzado la marca de General Motors se caracterizan por un excelente andar, buen equipamiento y sistemas de seguridad avanzados. Su último modelo de este segmento es precisamente eso: un producto amigable y práctico para familias aventureras, incluso en la ciudad.

  • 24 mayo, 2019

Con un lanzamiento para toda Sudamérica, pero con Chile como el primero en ponerse a la venta, llegó el nuevo SUV mediano Chevrolet Captiva, un nombre que ya tiene cierta tradición en el país, con excelentes ventas en la primera década de este siglo. Ahora llega su evolución, un trabajado modelo que ofrece una conducción muy amistosa y sencilla, con una suspensión confortable y un diseño más bien tradicional, pero que augura buenas ventas.

Llega con una clásica silueta todoterreno y algunos detalles de última moda en la industria, como sus focos rasgados y estrechos, que le confieren un look tecnológico; una parrilla centra amplia y poderosa que se complementa con un capó robusto, toda una propuesta de diseño que transmite sus valores: seguridad, capacidad de aventura, eficiencia y confort.

En su interior, ofrece una experiencia bastante confortable a sus ocupantes, con butacas cómodas, excelentes materiales y una general sensación de calidad en sus habitáculos, lo que se suma a una serie de soluciones simples y eficaces (como su puerto de carga USB para las plazas traseras).

Su poder reside en un bloque motor de 1,5 litros turbocargado, capaz de desarrollar 147 caballos de fuerza, con un torque de 230 Nm de torsión. Esta fuerza alimenta a su tren motriz 4×2, que hace pasar la tracción a las ruedas mediante una caja mecánica de seis velocidades o bien una transmisión continua variable automática (CVT).

En el manejo, sorprende con una excelente suspensión, confortable, que aísla correctamente del camino, pero que también se muestra precisa en curvas, demostrando un buen trabajo con el manejo de la dirección y el equilibrio de la Nueva Captiva.

Una suspensión muy suave se complementa a la perfección con una caja manual precisa y suave de accionar, poco exigente para el conductor poco prolijo, pero muy grata para quienes gusten el manejo dinámico.

Ofrece gran modularidad interior, para carga y pasajeros, gracias a su sistema que permite plegar los asientos, además de la posibilidad de optar por variantes con tercera corrida de asientos, que lo posiciona como uno de los pocos SUV medianos capaz de ofrecer hasta siete plazas.

Competidores

Gracias a su origen chino, la nueva Captiva de Chevrolet llega a un precio muy atractivo, valor diferenciador a sus competidores de marcas tradicionales como:

• Volkswagen Tiguan: Lleva ya un tiempo en el mercado, y solo sus versiones más básicas se acercan al precio de Captiva.

• Nissan X-Trail: El modelo superventas de la casa japonesa es un duro rival, pero también su valor es algo superior.

• Haval H6: Por origen y precio es lo más cercano, una propuesta similar con un diseño algo más agresivo, pero mayor tiempo en el mercado.