Truss Up, el principal proveedor de ferias en Chile decidió guardar los fierros y los toldos para implementar una plataforma que permite vivir una feria en 3D a través de un avatar.

  • 22 mayo, 2020

La semana del 15 de marzo fue muy decidora: el gobierno anunció las medidas de sanitarias de restricción cuando Truss Up -la mayor proveedora de ferias del país- estaba a dos semanas de empezar a montar en el norte el mercado minero de Sierra Gorda y otro de una licitación que se habían ganado para la Feria Internacional del Aire y del Espacio (FIDAE). Ya el estallido social había hecho que eventos como Apec, Cop25 y Congreso Internacioanal de Cochrane no se pudieran realizar de la forma tradicional. Por lo que según cuenta Leonardo Labarca, gerente general de Truss Up, desde entonces la firma se había abocado a buscar distintas soluciones, y guardar -de momento- los fierros y toldos en sus bodegas.

Labarca lleva 20 años en el negocio y conocía las ferias virtuales, sin embargo, nunca las había utilizado. Pero la pandemia lo obligó a innovar.

Después de analizar distintas alternativas llegó a la plataforma Hyperfair, diseñada en Silicon Valley, y adquirió la licencia para Chile y Perú. Así creó Virtual Up, una plataforma desarrollada con tecnología 3D para que los organizadores de ferias puedan ejecutar sus ferias de la manera más real posible a través de pantallas: el usuario se convierte en un avatar personalizado que ingresa a un recinto ferial. Permite que 5 mil asistentes participen de forma simultánea y puedan interactuar de manera casi real, conversar, descargar productos y leer folletos, entre otros. La plataforma tiene la capacidad de montar hasta 500 stands y lo ideal es que la feria virtual se desarrolle en la misma cantidad de días que si fuera presencial. “Vas a navegar de la misma manera que en un videojuego online, pero en vez de jugar entras a un centro de convenciones”, dice Labarca.