La [tweetable]dieta influye en la calidad del sueño[/tweetable] y escoger erróneamente lo que cenamos puede elevar el riesgo de sufrir diabetes y otros problemas cardiovasculares.   Revisa algunos de los alimentos que podrían ayudarte a tener un sueño más equilibrado: Pescado, fresas y leche para cenar Pescados como las sardinas, el salmón, la caballa, el […]

  • 3 julio, 2014

El-Venezolano-News-dormir

La [tweetable]dieta influye en la calidad del sueño[/tweetable] y escoger erróneamente lo que cenamos puede elevar el riesgo de sufrir diabetes y otros problemas cardiovasculares.

 

Revisa algunos de los alimentos que podrían ayudarte a tener un sueño más equilibrado:

Pescado, fresas y leche para cenar

Cerezas. Foto Rodale News

Pescados como las sardinas, el salmón, la caballa, el fletán, la perca y el bacalao. El aceite de oliva y de girasol. Las cerezas y fresas contienen triptófano que mejora la calidad y duración del sueño. La tortilla francesa hecha con calabacín, un caldo de pollo, de verdura o una ensalada de tomate con atún en aceite de oliva, rico en Omega 3. Se recomienda además un vaso de leche tibia ya que el calcio ayuda al cerebro a usar el triptófano de forma más productiva, produciendo melatonina (sustancia química determinante en el equilibrio del sueño).

 

Hidratos por la noche, ¿buenos o malos?

 

Belleza-y-Moda-pastas-integrales

Una ingesta excesiva de cualquier tipo de alimento antes de acostarnos, contenga triptófano o no, puede causar una mala calidad del sueño. Los hidratos de carbono con bajo índice glucémico, como los que contienen las pastas integrales, favorecen el sueño por su relación con la hipocretina, neurotransmisor que nos mantiene despiertos. Las concentraciones elevadas de glucosa en sangre inhiben la hipocretina y facilitan el sueño.

 

Solo una copa de vino y nada de café

vino

Incorporar una copa de vino tinto en la cena también es recomendable por su efecto sedante, pero sin pasarse. Sin embargo, todos aquellos alimentos o bebidas que contengan estimulantes como el café, el té, el chocolate o el refresco de cola son muy perjudiciales si se busca un buen descanso ya que actúan disminuyendo la somnolencia y acentúan el estado de alerta.

 

Vitaminas complementarias

Frutos secos. Foto Huffington Post

Para dormir mejor es muy recomendable comer frutos secos. Las nueces son ricas en magnesio, la espinaca, zanahoria y guisantes, tienen una gran cantidad de vitamina B6 que ayudan al metabolismo del triptófano. Al igual que la vitamina C o ácido ascórbico presente en frutas como la naranja o el kiwi, la vitamina B ayuda al cuerpo a mantener los niveles de magnesio activos e interviene en el GABA, neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central.

 

Lee más en detalle sobre estas comidas en ABC.es