Los análisis realizados en 2013 fueron puestos a prueba por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se descubrió que de los 73 estudios realizados, 19 no son confiables. 

  • 29 julio, 2019

Durante décadas se ha cuestionado la seguridad del aspartamo como endulzante artificial. Algunos estudios concluyeron que el sustituto del azúcar puede causar una serie de problemas de salud, desde daño cerebral hasta cáncer.

Para poner fin al problema, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) realizó una revisión a puerta cerrada de los estudios de aspartamo disponibles en 2013 y descubrió que era segura, pero según una nueva investigación, eso es solo porque descartaron todos los estudios que afirman otra cosa.

Analizando los estudios

Para el nuevo estudio, publicado en la revista Archives of Public Health, los investigadores de la Universidad de Sussex observaron cómo la EFSA trató los 154 estudios que se realizaron en 2013. De los 81 estudios que concluyeron que era seguro, etiquetaron a 19 como no confiables.

La prohibición del aspartamo sin duda tendría serias repercusiones económicas: se encuentra en miles de productos, desde chicles diet hasta bebidas dietéticas como la Coca Cola, y es difícil encontrar una importante corporación alimentaria que no lo use.