Los análisis realizados en 2013 fueron puestos a prueba por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y se descubrió que de los 73 estudios realizados, 19 no son confiables. 

  • 29 julio, 2019