La casa alemana del lujo y el dinamismo, presentó un modelo que Capital Motor tuvo la suerte de conocer en su lanzamiento mundial, poco antes de que se instalará la pandemia global. Por fin en Chile, el Serie 2 Gran Coupé, ofrece un sedán con perfil deportivo, que busca reencantar a un cliente juvenil y premium.

  • 26 junio, 2020

Con un completo portafolio que se basa en el placer de conducir, el dinamismo es un valor intransable para BMW. Por ello, agregar un nuevo sedán deportivo con perfil de dos puertas (o Coupé) no parece gran novedad, pero para la marca siempre hay un nicho.

En términos sencillos, el nuevo Serie 2 Gran Coupé, se posiciona como una variante algo más amistosa y práctica en el uso cotidiano de su agresivo Serie 2 Coupé, deportivo de plano, algo extremo para el día a día. Así, llega este modelo que contó con un avanzado e innovador lanzamiento virtual, con escenarios y presentador creada digitalmente.

Pero este modelo, de cuidada agresividad en su diseño, llega a conquistar a un segmento algo más juvenil que sus más señoriales gamas de sedanes, presentándose como un producto que permite vivir intensamente la vida urbana, adaptado a las necesidades de gente joven y familias que comienzan.

Para sorpresa de muchos y, a pesar de ser un modelo que se expresa desde el dinamismo, cuenta con tracción delantera (los modelos de la marca tiene por tradición el poder en las ruedas traseras); pero desde la técnica impuso una conducción muy placentera y llena de poder, gracias a la utilización de un diferencial Torsen, que se caracteriza por sacar el máximo provecho a la torsión que es capaz de brindar sus motores.

Entre sus impulsores se incluye dos motores de gasolina; tres cilindros y 140 caballos de fuerza, para el BMW 218i. Un cuatro cilindros de 306 caballos (el más poderoso, sin ser un M), que equipa el BMW M235i, además de una variante diésel, de cuatro cilindros y 190 caballos, para el BMW 220d, el modelo alemán destaca con facilidad entre la multitud y marca el camino en el segmento compacto.

 

Cuenta con todas las nuevas señas de identidad de la marca, cómo los nuevos “riñones” frontales, y un puesto de conducción digitalizado, que se suma a la atractiva interfaz de infontretenimiento, que también acude a las más innovadoras soluciones que la marca dispone hoy en sus modelos, como el sistema de asistente de reversa, un sistema muy innovador que permite retroceder los últimos 50 metros recorridos a una velocidad bajo los 30 km/h, para así facilitar la maniobra de retroceso.

Según versión, posee sistema de advertencia de abandono de carril con retorno activo y aviso de colisión, sistemas parte de Driving Assistant. Por otro lado, el BMW Intelligent Personal Assistant es parte del concepto de control y operación ya que -al igual que con otros modelos de la marca- puede aprender rutinas y hábitos e incorporarlos a los contextos de manejo adecuados.