Tras titularse de ingeniero comercial en 2014, Álvaro Carrasco decidió enfocarse en el área de la educación. Su plan era hacer un aporte a través de un sistema basado en el feedback entre alumnos y profesores, para lo cual creó una app con una encuesta de evaluación docente para verificar si las clases en los […]

  • 19 julio, 2019

Tras titularse de ingeniero comercial en 2014, Álvaro Carrasco decidió enfocarse en el área de la educación. Su plan era hacer un aporte a través de un sistema basado en el feedback entre alumnos y profesores, para lo cual creó una app con una encuesta de evaluación docente para verificar si las clases en los colegios eran efectivas. Llevaba tres meses con esta plataforma cuando le llegó un mensaje inesperado: una alumna denunciaba haber sido víctima de bullying y pedía ayuda.

Así fue como el equipo detrás del emprendimiento decidió dar un giro a la idea: se enfocarían en mejorar la convivencia escolar. Así nace BraveUP!, una app que busca prevenir situaciones de riesgo en colegios, identificar problemáticas entre alumnos y promover una comunicación efectiva entre todos los actores de la comunidad escolar.

Entre las características de la aplicación destaca la eliminación de los grupos de Whatsapp de padres, reemplazándolo por una vía unidireccional entre los profesores y apoderados; un historial de contenidos para eliminar las cuentas de redes sociales en los colegios, que en ocasiones exponen la identidad de los menores de edad que ahí estudian; un área de data donde a través de encuestas a los alumnos, la comunidad escolar pueda identificar casos de ciberacoso; y por último un chat que se despliega luego de que un estudiante denuncia a través de la plataforma.

Hoy, más de 60 colegios en distintas regiones de Chile –entre particulares, municipales y particulares subvencionados– y también en Bogotá y Madrid utilizan BraveUP!

“Este problema no es local, sino generacional, y lo comprobamos porque la misma aplicación funciona en diferentes lugares del mundo: el mismo sistema y contenido”, dice el fundador de la plataforma, Álvaro Carrasco. “Los niños no sienten ese acompañamiento del mundo adulto”, agrega.

Más de 30.000 alumnos, 10.000 familias y 8.000 docentes han sido impactados a través de la app, que ha formado alianzas con Google, Starbucks y GoodYear, entre otros. “Muchos papás son conmovidos y formamos una red de cooperación. De ahí nacen estas alianzas”, dice Carrasco.

Actualmente, el equipo de BraveUP! está escribiendo un libro, una especie de manual de internet para padres, para educarlos sobre el mundo virtual en que los niños están inmersos. En los próximos años esperan poder llegar a más países como México y Estados Unidos, donde 9 de cada 10 niños declaran haber sufrido acoso escolar.