Muchos de los [tweetable]lugares declarados patrimonio mundial por la Unesco están en serio peligro de supervivencia[/tweetable]: delicados ecosistemas naturales, frágiles ciudades milenarias de adobe o sistemas agrícolas con 2.000 años de historia amenazados por la horda turista. Y aunque todos queramos visitar y contemplar estos destinos tan espectaculares, existen alternativas cercanas, incluso parecidas, en menor […]

  • 12 junio, 2014

EFE-paisaje

Muchos de los [tweetable]lugares declarados patrimonio mundial por la Unesco están en serio peligro de supervivencia[/tweetable]: delicados ecosistemas naturales, frágiles ciudades milenarias de adobe o sistemas agrícolas con 2.000 años de historia amenazados por la horda turista. Y aunque todos queramos visitar y contemplar estos destinos tan espectaculares, existen alternativas cercanas, incluso parecidas, en menor riesgo de conservación e igualmente fascinantes.

 

1. ¿Volcanes o tortugas? Islas Galápagos (Ecuador)

Las Galápagos son una meta para cualquier amante de la naturaleza, pero estas 19 islas del Pacífico y su extraordinario ecosistema están amenazados. Situadas a 1.000 kilómetros de la costa ecuatoriana, su aislamiento contribuyó a desarrollar la insólita fauna que atrae a los turistas. Y ese es el problema. Los cruceros han crecido un 150% en los últimos 15 años, aumentando la presión sobre la limitada infraestructura del archipiélago. Así que, ¿por qué no dejar en paz a tortugas gigantes, iguanas y leones marinos poniendo rumbo hacia las tierras altas del centro del Ecuador continental para explorar la llamada Avenida de los Volcanes? Entre los once picos principales que alberga este espectacular valle de los Andes está el Cotopaxi, de 5.897 metros de altitud, el mayor volcán activo del mundo.

 

2. Pristina v/s monasterios. Monumentos medievales (Kosovo)

En Kosovo el peligro no está en la invasión turística sino en los conflictos políticos. Kosovo, sinónimo de enfrentamiento y destrucción, esconde un rico filón de arquitectura religiosa del románico bizantino y una historia medieval que muchos ignoran. Cuatro hermosas reliquias abandonadas –los monasterios de Decani, de los siglos XIII y XIV, el patriarcado de Pec y Gracanica y la iglesia de la Virgen de Ljevisa– conforman el conjunto artístico conocido como Monumentos Medievales. Decorados ricamente con pinturas murales, los yacimientos siguen en peligro por la inestabilidad política del país. La alternativa para quienes desean curiosear entre lo más original de esta región de los Balcanes puede ser Pristina, una capital pequeña que puede ser todo un descubrimiento, con su orgullo y su espíritu independiente.

 

3. Ciudades precolombinas en peligro.Zona arqueológica de Chan Chan (Perú)

La capital del antiguo reino chimú, Chan Chan, fue una de las más grandes poblaciones de la América precolombina. Esta maravillosa ciudad de adobe nació a mediados del siglo IX y alcanzó su clímax poco antes de que sus 30.000 habitantes cayeran ante los incas en 1470. La Unesco dio la alarma en 1986, pero el yacimiento sigue bajo amenazas continuas: la corriente de El Niño causa tornados e inundaciones y los saqueadores desvalijan las ruinas. Es mejor ir al norte del país, a la zona del Amazonas peruano, para ver las maravillas arqueológicas de la provincia de Chachapoyas; aunque menos visitada que las regiones andinas, cuenta con los fabulosos sarcófagos de Karajía -todavía visibles en los acantilados- y los restos momificados de la antigua nobleza.

 

4. Jerusalén sostenible. Ciudad Vieja

Pocas ciudades encarnan la historia de la humanidad como Jerusalén, importante para judíos, cristianos y musulmanes por igual. En 1982 entraron en la lista de riesgo 220 monumentos de la Ciudad Vieja, entre ellos el Muro de las Lamentaciones, la iglesia del Santo Sepulcro y el Domo de la Roca, del siglo VII. La inestabilidad política, el desarrollo urbano y la avalancha de visitantes siguen amenazando estos tesoros. Una alternativa es dirigirse al Green Culture Centre en el Patio Sergei; gestionado por la Sociedad para la Protección de la Naturaleza (SPN), sus visitas enseñan Jerusalén desde un punto de vista distinto y con un impacto mínimo sobre el medio. La sección israelí de la SPN cuenta con más de 50 proyectos sostenibles en la capital de Israel.

 

5. Dunas por arquitectura colonial. Coro (Venezuela)

La ciudad colonial de Coro se remonta a principios del siglo XVI y es el principal ejemplo venezolano de arquitectura caribeña. Reúne 602 edificios históricos, iglesias y tiendas de los siglos XVIII y XIX. También se nota una fuerte influencia holandesa. La ciudad ingresó en la lista de monumentos en peligro de la Unesco en el 2005 tras los daños sufridos por las lluvias y la insensibilidad de los proyectos de urbanización. Como alternativa se propone viajar al cercano parque nacional de Los Médanos de Coro, donde se pueden explorar y subir sus dunas en constante cambio que alcanzan hasta 40 metros de altura. Al descender podemos probar el sandboard, algo parecido al snowboard pero con arena en lugar de nieve bajo la tabla.

 

Para leer los otros destinos entra a El País