1) No poder vivir ni 6 meses sin recibir sueldo: Una buena manera de determinar si estás viviendo acorde a tu nivel económico es calculando cuánto dinero generas mensualmente, multiplicarlo por 6 y ver si tienes ahorrado ese monto en tu cuenta bancaria. Si la cifra de tus ahorros es menor al número de la […]

  • 2 febrero, 2013
Gastos Foto: Business Insider

Gastos Foto: Business Insider

1) No poder vivir ni 6 meses sin recibir sueldo: Una buena manera de determinar si estás viviendo acorde a tu nivel económico es calculando cuánto dinero generas mensualmente, multiplicarlo por 6 y ver si tienes ahorrado ese monto en tu cuenta bancaria. Si la cifra de tus ahorros es menor al número de la multiplicación, probablemente, estás gastando más de lo debido.

2) Vacaciones a crédito: Si con la plata que tienes no te alcanza para pagar tus vacaciones y tendrás que hacerlo a crédito, significa que tus planes no están al alcance de tus ingresos. Asegúrate de calcular bien el precio real de tus vacaciones considerando los costos extras que siempre aparecen, para evitar que vuelvas con números negativos.

3) Considerar sólo las cuotas mensuales de pago al comprar un auto: Después de una casa, un auto es uno de los bienes más caros que puedes adquirir. Tu habilidad para poder pagar un auto no sólo depende de la cuota mensual de éste. Es importante determinar el periodo del préstamo; si te vas a demorar más de 3 años en pagar el auto significa que está fuera de tu presupuesto.

4) Querer comprar una casa que puedes pagar en un plazo de 30 años: Si estás eligiendo la casa que puedes pagar pensando en una hipoteca de 30 años, probablemente, sea más de lo que puedes adquirir. En vez de amarrarte a un crédito de 30 años, es siempre recomedable buscar algo que puedas pagar en un tiempo menor. No hay que olvidar que los intereses son altos y que se trata de plata que podrías estar ahorrando.

5) A pesar de que estás en deuda, decides pagarle a alguien por prestar un servicio que podrías hacer tu mismo: A pesar de que ciertas cosas, como el cuidado de tus hijos y el mantenimiento de tu auto, son gastos inevitables, una personas que está en deuda no puede darse en lujo de gastar dinero en cosas frívolas o que técnicamente puede resolver por sí mismo, como arreglar las cosas de la casa, cocinar o etc. Son algunos detalles que sumados generan costos considerables.

Para acceder al artículo completo entra a Business Insider.